El sabado pasado: ORLOK y DARK TIJUANA!!!

Este sábado pasado se llevó a cabo una tocada en "La Cúpula del Vampiro", espacio cultural ubicado entre 4ta y Revolución que está a disposición de todo artista de lo gótico y lo macabro. Para mí fue un evento doble ya que tocaría la banda de mi hermano Juan Carlos llamada "Orlok" después de mucho tiempo, y la noche sería cubierta por Marco Antonio Espinoza y su crew cinematográfico de la UDC para el documental "Dark Tijuana", el cual tratará sobre el ámbito gótico en la ciudad. Es increíble lo bien que la pasé, lo mucho que me divertí, y al final de la noche me retiré impresionado de lo que ví durante la tocada. "Orlok", por si hubiera alguien que no lo supiera, es posiblemente el único conjunto musical de este género ya que todo hoy en día es únicamente el teclado y sintetizador de DJ. La banda ha existido desde el 2000, y los integrantes han tenido una larga trayectoria musical dentro de la localidad. Al enterarme que se estaba haciendo este documental escribí una reseña que atrapó el ojo del director e integró a la banda en el proyecto. Durante el soundcheck los orloks fueron finalmente entrevistados por M.A. y su crew. Digo "finalmente" porque los integrantes ya están entre 34 y 40 años de edad, los compromisos maritales y como padres de familia los ha dejado con muy poca disponibilidad, y no solamente para la entrevista, sino para dedicarle el tiempo que la banda merece (Ensayos, tocadas, etc). Celeste Contreras, organizadora del "Necropolis Fest" y persistente figura dentro del ámbito, organizó está tocada en la que anunció el regreso de Orlok, lo cual es coherente no tanto por que se hayan desintegrado, sino porque aparentemente se los tragó la tierra por años y ahora surgen nuevamente.

Independientemente de que mi hermano sea el vocalista y tecladista, a mi me gustan mucho las canciones de la banda. Los seguí desde que tocaban el cafes pequeños como el Medievo en la 20 de noviembre hasta cuando tocaron en el Necropolis Fest, así que por supuesto que iba asistir en este evento, y aparte sabía que ahí estaría M.A. y el crew generalmente integrado por estudiantes de la Licenciatura de Cinematografía de la UDC, con quienes tuve una larga y constructiva charla sobre lo que se hacía en Tijuana el día que me entrevistaron para el proyecto.

Llegando al evento fue como regresar al pasado cuando Orlok estaba activo y tocaba cada dos o tres semanas, el lugar estaba decorado con velas blancas, adornos macabros, y una proyección de silent films por un lado (Incluyendo "Nosferatu"). Tan obscuro estaba el lugar que no reconocía a Irving López, miembro del crew con el que más había conversado el día de mi entrevista. Fue él quien eventualmente se me acercó y me llevó con Marco y otro integrante del equipo llamado Suzuki. Durante la siguiente hora, u hora y media me quedé platicando con ellos sobre distintas cosas, incluyendo la reciente edición del Corto Creativo, la UDC, les compartí mis historias de terror que enfrenté al hacer "Séptimo en la Frontera" y ellos me compartieron sus historias de terror que han enfrentado con este mismo, entre muchos. Hubo algo que me dijo Irving que me llamó muchísimo la atención ya que es algo sobre lo cual yo y el Brijandez hemos hablando en muchas ocasiones. Conforme el tiempo pasa yo, Abraham Sánchez, Álvaro Zendejas, Jorge I. Sanders, y entre otros nos hemos estado convirtiendo poco a poco en los old-school de la localidad, los viejos, las reliquias. Yo tenía 21 años cuando hice mi primer muestra de cortometrajes. Álvaro tenía esa misma edad cuando ganó "Mejor Cortometraje Experimental" en Morelia. Abraham creo que nisiquiera llegaba a los 20 años de edad cuando hizo "Podofagus", y así sucesivamente. Los jóvenes que hoy en día están al rango de esa edad o más chicos son la siguiente generación de realizadores y son los que mantendrán la localidad viva en cuestión audiovisual y cinematográfica, son la nueva voz de Tijuana. Sin embargo, yo y el Brijandez hemos tratado de seguirle la corriente a los nuevos artistas, pero nunca vemos muestras o eventos realizados por ellos, no tenemos ni idea de que es lo que se está haciendo o de qué manera está progresando la comunidad independiente local, y precisamente porque aparentemente no se hacen muestras de cortos nos es imposible saber quiénes son los nuevos jóvenes activos. En el pasado así fue como conocí a tantos compañeros, durante los eventos y muestras de cortos. A Álvaro lo conocí en el certamen de cortos de la Lázaro, a Abraham lo conocí en el Necropolis, a la mayoría de integrantes de 5y10 los conocí durante sus muestras, etc. Hoy en día no sé cómo se conocen los nuevos realizadores. Aun así yo siempre pensé que siguen activos aún realizando sus cortos independientemente de que los muestren o no. Irving es un joven que está un poco más en sintonía con la nueva generación, y me informó que, a excepción de este documental, simple y sencillamente no se hacen proyectos hoy en día! Esto me sorprendió, ¿por qué no? ¿Qué hacen entonces los nuevos cineastas? ¿Con que practican? ¿Cómo practican? Estoy seguro que tanto para Irving como para mí este es uno de esos casos en los que quisiéramos estar equivocados y que alguien nos callara la boca demostrándonos que si hay trabajos ambiciosos hechos por la nueva ola de realizadores, y cuando eso suceda felizmente me retractaré. Pero por mientras, seguiré preocupado.

La conversación terminó cuando Orlok comenzó a hacer soundcheck por segunda ocasión y todos asumimos nuestras posiciones. Irving se retiró, Marco Antonio se preparaba para grabar, y yo estaba listo para verlos surgir de nuevo. Y al poco tiempo, el show comenzó.

Los Orloks han estado hibernando por un largo tiempo, y según la reacción de muchos de los presentes se ha creado una gran anticipación por verlos de nuevo. Algo que encontré hace más de un año atrás en youtube fueron fanmade videos como estos de abajo en los que utilizan música de la banda.


No tengo idea de quienes fueron los que los hicieron, pero eso es lo más fascinante aún y es el propósito de tener fans. Al ver estos videos cuando la banda estaba en reposo me deprimió y recuerdo haber hablado con mi hermano, quien no llevaba mucho de acabar de ser papá, y le dije que la banda no podía quedar en el olvido, ni mucho menos desintegrarse (Nunca había estado en fase de desintegración, pero estuvieron apagados por tanto tiempo que tal parecía que ese iba a ser el inevitable desenlace). En los 12 años que han estado activos nunca había visto a gente del público cantando sus canciones, emocionándose cuando comenzaban una que les era familiar, y al final tomándose fotos con los integrantes. Encima de todos, realmente hicieron un buen show y una buena selección de canciones, incluyendo dos covers que volvieron locos a los presentes. Recuerdo hace años también tocaron covers en una tocada, solo para ser criticados en el blog Dark Tijuana por alguna razón que nunca entendí, pero dudo que alguien se queje de los que tocaron esta vez, uno a la mitad del show, y otro al final. De sus canciones tocaron tales como "Bienvenida", sobre la cual les hice este video musical de abajo grabado en vivo.

"Lápida", sobre la cual les hicieron los integrantes de Cultura Cuadro de la UABC les hicieron este video años atrás.

Y finalmente tenemos "Buscándola", la cual utilicé durante los créditos al final de mi cortometraje CUARTO.

El primer cover fue "No Human Can Drown" de Clan of Xymox, melodía melancólica que me trae viejos y tristes recuerdos de mi adolescencia. El segundo nadie lo vió venir, estaban finalizando su canción llamada "Murciélagos", y mientras esa canción desvanecía otra surgía, y al darse cuenta el público de cual era se volvieron locos, perdieron la locura, y comenzaron a cantar antes de tiempo ya que no podían contenerse. Estamos hablando de la canción que literalmente lo inició todo, la canción que se creó de manera improvisada considerándose como el himno de la cultura gótica, la canción que fue creado en uno de los 100 momentos más importantes en la historia del rock según la revista Rolling Stone. De que canción estoy hablando?


BELA LUGOSI'S DEAD

de Bauhuas

La última vez que Orlok concluyó una tocada de esta exacta manera fue en una fiesta organizada por Celeste hace más de diez años, y al hacerlo de nuevo esta vez me di cuenta que es una intenso, emocional, y motivante manera de acabar un show como este. Y lo más fascinante es que la tocaron igualita sin alterarla de tal manera que fuera una versión "orleska" y no un tributo a la banda #1 del género. Los cinéfilos la recordarán como la canción que da inicio a "The Hunger" de Tony Scott.

Desde sus primeros años Orlok tuvo su público, pero igualmente tuvo muchos haters por el simple hecho de querer ser haters, tal como pasa en todo ámbito artístico. El sábado no percibí un solo hater entre el público mientras gritaban "Orlok! Orlok!". Me vino a la mente algo que leí hace poco que decía que cuando recién salió "Alien" tuvo generalmente críticas negativas, mientras que hoy en día es una clásica del terror y ciencia ficción. Supongo que es como aquellos casos en los que artistas no son apreciados en su tiempo, pero es precisamente el tiempo quien les da su lugar.

Tanto Orlok como los cineastas tras "Dark Tijuana" obtuvieron sus beneficios artísticos esta noche, yo estaba entre unos y otros, y me sentí contento por ambos. Fue una noche divertida y constructiva en la que lo gótico tuvo una gran resonancia, lo cual era algo que no me tocaba ver en muchos años.

Felicidades tanto a los Orloks como a los Dark Tijaneros!

Nota: Las imágenes del evento fueron tomadas por el crew del documental “Dark Tijuana”.