Party Monster: No una película extraordinaria, pero si un extraordinario caso de autodestrucción

Seth Green como James St James, y Macauly Culkin como Michael Alig en "Party Monster"
Una de las pocas cosas con las he concordado con el compañero Alberto ALVERTOV Gutiérrez es cuando me dijo que al contar una historia no basta con contarla. Ese es precisamente el problema de “Party Monster”, docuficción dirigido por dos cineastas que tiempo atrás realizaron un documental titulado igual sobre exactamente el mismo tema. La historia que cuentan es la de Michael Alig, un joven que en los 90s se convirtió en el rey de un movimiento cultural y terminó en la perdición tras las rejas.

Los verdaderos James St James y Michael Alig

Este movimiento consistía en disfrazarse de la manera más absurda posible y salir de parranda por las calles de Nueva York, lamentablemente algo indispensable para este movimiento era alcohol, drogas, sexo, y todo aquello que fácilmente puede destruir el espíritu humano. Usualmente se juntaban en clubes, ea ahí el nombre “Club Kids”. Antes de que Alig llegara a Nueva York ya estaba establecido dicho movimiento por otro joven llamado James St James, quien a pesar de autodestruirse a si mismo con drogas, etc. tenia control sobre lo que hacia. Pero al llegar Alig todo dio una vuelta de 180 grados.

Club Kids

Michael Alig

Michael aparentemente tenía una talentosa manera de persuasión que la película ignora, con tan solo dar la orden todos hacían lo que él quería. Al llegar a la ciudad se asocia con un dueño de un club para realizar las fiestas más extravagantes que se hayan realizado. ¿Cómo convenció a esta persona de apoyarlo en sus loqueras? Nunca lo averiguamos, simplemente lo propone, y a pesar de que el dueño se niega al comienza, termina cediendo. En una de estas fiestas conoce a un joven llamado Kioki y al decirle “Tú puedes ser mi novio” este de igual manera cede. Mas adelante conoce a una fanática del movimiento llamado Getsie, e igualmente le asigna el mismo papel, “Tu puedes ser mi novia”. Y así pasa con todo aquel que se atraviesa en su camino. Obviamente teniendo semejante poder sobre la gente es inevitable que esta persona terminara siendo dominado por su propio ego, sintiéndose indestructible. Cuando combinas los egos con drogas y alcohol solamente existen dos alternativas: La muerte o la cárcel. En el caso de Alig fue la cárcel cuando uno de aquellos que solían obedecer sus ordenes sin cuestionarlo se rebela. Este viene siendo Angel Meléndez, quien le proporcionaba incontables montos de drogas hasta cansarse de que nunca se le pagara por ello.

El verdadro DJ Keoki , ex-amante de Alig

El verdadero Angel Melendez, quien fue asesinado por Alig.




Aquí arriba vemos uno de los flyers que se utilizaron para una de las fistas de Michael. Los cineastas usaron el mismo diseño para la publicidad del filme, lo cual pueden ver aquí abajo.



La falta de motivación por parte de los personajes no es solo lo único que falta, sino también una detalla introducción de aquel ambiente. Claro, vemos incontables imágenes de estas fiestas, pero solo la vemos por la superficie: Gente drogándose, disfraces bizarros, y música tecno. Me vino a la mente la boda que se lleva a cabo en “Babel”, la cual es mostrada tan a detalle que uno se identifica sintiéndose parte de ella. Sin embargo, un aspecto que resalta son las sobreactuaciones de Macauly Culkin y Seth Green como Michael y James. Digo sobreactuaciones por que solo en pocas ocasiones revelan quienes realmente son ya que mayor parte del tiempo se escudan con su misma popularidad.

Poster del documental "Party Monster" sobre el mismo caso
Tal vez todos estos aspectos que le faltan a la película podemos encontrarlos en el documental que los directores hicieron antes de este proyecto, tal vez al ser entrevistados todos los personajes revelan en realidad que fue lo que los motivó y persuadió a seguir a este personaje tan egocéntrico, arrogante y peligroso que sin sorpresa para nadie terminó donde debía terminar, pero no es favorecible para un proyecto depender de otro para su propia supervivencia, y en efecto este es el mayor defecto de “Party Monster”. Aunque la película se puede disfrutar por simple y sencillamente lo que es, aun falta el toque de que son personas quienes están en pantalla y no solo personajes.

Nota: Michael Alig será liberado el año que viene después de 14 años de encarcelamiento. Espero haya aprendido su lección y no vuelva a caer en las redes que lo atraparon en el pasado.
Aquí pueden ver a todos los Club Kids (Incluyendo a Michael y a James) en el programa televisivo de Joan Rivers, la cual refleja una de las escenas de la película.
Aquí pueden ver el trailer del documental "Party Monster"
Y finalmente, aqui tienen una de las ultimas entrevistas que se le hicieron a Michael desde la misma cárcel.
Alig Saldrá de la carcel con una autobiografía titulada Alig-ula

6 comentarios:

mickey dijo...
8:51 p. m.

Un post bastante informativo ;)

Jose Paredes dijo...
6:59 p. m.

y vienen mas, tengo una rara obsesión concasos de homicidas.

Anónimo dijo...
12:48 a. m.

no we, no se si haz visto el caso del canibal Albert Fish, esta muy interesante toda su historia checala la vdd, ha cartas escritas con sus confesiones que dan escalofrios, me parece que existe una pelicula al respecto http://mx.youtube.com/watch?v=xpfsVf0m440 pero no se que tal salio

mickey dijo...
11:10 p. m.

siempre y cuando tu no te conviertas en uno
o seras el extraño caso de el cineasta tijuanense que se convirtio en el descuartizador digital o algo asi

Jose Paredes dijo...
7:00 p. m.

... buena idea pa un proyecto, no crees?

Anónimo dijo...
12:14 p. m.

O:
esta increible!!
este tipo d historias dond
si existen asi testimonios
reales en este caso fotos
videos y entrevistas y cosas
asi, solo en estos creo XD y
la pelicula ami m gusto muhco ja!
quiza porq ni eh leido el libro ni
habia visto mas informacion jojo
pero en fiiin. muuchas gracias por la infooo :D
sayOo~~