Ebert



Mi intención nunca ha sido ser crítico de cine, de hecho no lo soy, sin embargo hay personas que se interesan mucho por las críticas que llego hacer aquí en el blog. A tal grado que en dos distintas ocasiones me dijeron que mucha gente tomaba muy en serio mis críticas. Esto fue hace cinco años cuando el blog estaba más activo que nunca. ¿Acaso fue mi intención lograr esto? ¿Acaso un día desperté diciendo "Voy a hacer una página de internet para que la gente me siga a través de mis críticas" Nunca! Sin embargo así se dio debido a que, según el verdadero crítico de cine Cuauhtémoc Ruelas, escribo bien. Pues debo decir, si ciertamente soy buen escritor, buen crítico, buen observador, y buen analista es gracias a un hombre y un hombre únicamente: Roger Ebert, quien como todos saben murió el pasado jueves 4 de Abril. Han pasado dos días, y aun no me ha caído el veinte a pesar de haber visto reportaje tras reportaje sobre su muerte en youtube, tal vez se debe a que su página sigue activa y aun puedo leer sus criticas en las que sentía sinceramente como si estuviera hablándome directamente.

Lo más peculiar e icónico de sus criticas fue su famoso "Two thumbs up" creado por él y su compañero Gene Siskel, quien murió en 1999. Eso fue lo que me atrajo hacia su trabajo, no recuerdo cual de los dos reviews fueron, pero me acuerdo que fue o "Mortal Kombat" o "Batman Mask of the Phantasm", pero fue aquí cuando me llamaron la atención estos dos críticos, aparte de que fueron mis primeros síntomas de que amaría la cinematografía. Me encantaba su programa, llamado "Siskel and Ebert", aunque no lo veía siempre, pero cuando lo veía era una gran influencia. Seguí viéndolo aunque no me tocó ver la transición a Richard Roeper, quien se convertiría en su nuevo y permanente co-host después de la muerte de Gene. Pero no fue hasta el 2003 que comencé a leer sus críticas, y quedé endiosado con muchos aspectos de ellas. Especialmente me encantó como analizaba cosas que el filme no te mostraba de manera obvia, ¿ya ven como muchos cineastas dicen que una película no te debe responder todas las preguntas sin dejarte nada a ti que resolver? Fue Ebert quien me hizo tener esa habilidad, aunque no llegué al nivel que él llegaba (Nota: Tampoco creo que un cineasta debe dejarle toda la responsabilidad al público y no cumplir su trabajo como storyteller, lo cual es donde muchos de estos la riegan).

Duré meses buscando en su página oficial Rogerebert.com las críticas de películas que salieron cuando estaba chico , tales como "Willow", "The Crow", "Jurassic Park", entre otras, y me decepcionaba cuando no le gustaba alguna que a mí me había encantado y fascinado (A Jurassic Park le dio un review favorable, aunque durante mayor parte del tiempo se la pasó quejando de que era solo un monster movie y Spielberg debió haber aportado más). Después de hacer esto simplemente le seguí la pista con las películas recientes que salían. Tan influyentes fueron sus reseñas que a veces las revisitaba nomás para pasar el tiempo, y créanme que se me iba el tiempo leyendo crítica, tras crítica, tras crítica. Llegaba al punto en el que leía la crítica de una película que le encantaba, mas tarde ese día llegaba a la casa y veía esa película para ponerle más atención a los detalles que Ebert resaltaba, y hacía que admirara el filme más aún. Eso pasaba con películas que originalmente me habían gustado, pero cuando una no me gustaba y a él sí, no era suficiente su reseña para cambiar de opinión, aunque mínimo entendía por qué le había gustado.

Mis primeras reseñas del blog era una vil imitación de sus críticas, me esforzaba demasiado por sonar tan inteligente como él a pesar de que sus reseñas eran de lo más casuales y fáciles de entender. Estaba siendo honesto con mi opinión, pero no con mi manera de expresarme. Eventualmente con el tiempo ya aprendí a relajarme y decir simplemente lo que expresaba sin necesidad de querer sonar inteligente, especialmente cuando mi objetivo nunca fue ser crítico, sino un cineasta con una opinión pública.

Cuando en el 2006 se complicó su salud se quedó si n su habilidad de hablar, y así permaneció por el resto de su vida. Obvio si me preocupé por su salud, pero también estaba muy sacado de onda porque obviamente no podía hacer críticas recientes, y este fue el año en el que salieron "El Laberinto del Fauno", "Babel", y "Children of Men" de los tres amigos mexicanos, me moría por leer sus críticas al respecto, pero obviamente no salieron en el momento. Así fueron con muchas películas, pero afortunadamente muchas de estas las revisitó más adelante una vez que se recuperó. Ya no pudo salir en su programa de tele, pero para ese entonces lo leía más de lo que lo veía en la tele.

Siguió, y siguió, y siguió escribiendo, mientras yo seguí, seguí, y seguí leyendo. A finales del año pasado tuvo un problema con su cintura, así que Richard Roeper, junto con otros críticos siguieron escribiendo en su ausencia. Admiro a Richard, pero a él prefiero verlo en Richardroeper.com que leerlo en la página de Ebert. Aun así Ebert siguió escribiendo una que otra crítica, pero las que más me hubiera gustado leer no las escribió él.

El jueves pasado llego a mi casa, enciendo mi PC, entro a mi facebook, veo varias notificaciones, entre ellas una me dice que mi querido Rodrigo Álvarez me dejó un mensaje en mi muro, y en la notificación alcancé a ver parte de su mensaje que decía, "We are so sad to report that renowned film...", ahí se cortaba. Les juro que me paralicé completamente, nomas agaché la mirada, y dije en voz alta, "Ebert!". Abro el mensaje y ciertamente Roger Ebert había fallecido a los 70 años de edad. Me dio mucha tristeza la noticia, no lo podía creer, en menos de 20 minutos puse dos notas en mi facebook sobre su muerte, chequé en IMDB y ciertamente ahí también estaba la nota. Quería que fuera todo un rumor, una exageración, pero no, Ebert se nos había ido. Este año cumplió 46 años de trabajar para el periódico Chicago SunTimes, en donde se publicaban sus críticas, y de hecho escribió una carta sobre esto. Leer esa carta me partió el corazón ya que era claro que Ebert sabía que se iba a morir, y básicamente se despide de todos y de todo lo que lo rodea. La termina diciendo, "So on this day of reflection I say again, thank you for going on this journey with me. I'll see you at the movies".

Todos saben que Spielberg es mi director favorito y mi ídolo de la cinematografía. Ebert era mi segundo ídolo ya que me enseñó a apreciar más este arte, a digerir las películas de manera más analítica, y, más importante aún, a ser más constructivo al opinar sobre ellas. Así como es mi sueño conocer a Spielberg era mi sueño  que alguna de mis películas llegaran a él y la criticara, obviamente con la esperanza de que fuera positiva, pero la verdad no me importaba. Si no llegaba a pasar eso mínimo me hubiera gustado conocerlo en persona, en Sundance, en Ebertfest, en lo que sea. Ahora, eso nunca pasará. 
Thumps up for one of the most influential people in my life!

R.I.P.  Roger Ebert.

PS. Say Hi to Gene for me.

1 comentarios:

Anónimo dijo...
9:10 p. m.

Your οωn aгticle fеaturеs confirmеԁ benefiсіal to us.
Іt’s really infοrmative and you really
are obviouslу extremely knoωledgeable іn this regіon.
You have got opеnеd up my pеrsonal eyеѕ in order tо numеrous ѵiews оn
this matter together with intriquing, notablе anԁ strοng writtеn content.



Also ѵіsit my web pаgе; Valium Online