Remembranzas: Detras de las Cenizas


En mi reciente reseña en la que hablo sobre la realización de CUARTO mencioné que este y todos mis proyectos previos sufrían alteraciones involuntarias debido a la falta de presupuesto o imprevistos que llegaron a surgir. Todos esos proyectos eran originalmente más largos de lo que acabaron siendo, había mas detalles de los que mostré, y había más profundidad en las historias de la que finalmente hubo. Todos estos proyectos fueron víctimas de las circunstancias. “Cenizas Quedan” es la excepción a esto, este proyecto no sufrió la mas mínima alteración involuntaria a como yo quería que quedara, no hubieron broncas de locaciones, o de dinero (Aunque en ese entonces no tenia ni un quinto en el bolsillo, fue mi querida y amada esposa quien me sacó de los apuros. Por eso la amo tanto), o de tiempo, o de disponibilidad que causaran que quitara escenas y cambiara la estructura de la historia. La historia es tal cual como yo quería y deseaba que fuera contada, muestro los detalles enteritos a como yo los había imaginado en mi mente, y me tomé el tiempo necesario para acabarlo cuando yo pensaba y sentía que era el momento adecuado. Es por esto que “Cenizas Quedan” es mi proyecto no-largometraje favorito! Hubo muchos motivos por el cual logré hacer este proyecto tal cual como lo imaginé, y mucho del crédito se lo llevan mis dos actrices protagónicas, Rosana Ceseña y Jacqueline Pérez, quienes nunca me complicaron la vida con cosas como “No puedo grabar hoy por que tengo que ver a mi novio” o babosadas así. Se tomaron el tiempo y el espacio en sus vidas diarias para dedicarle el tiempo requerido al proyecto. Ciertamente hubo una ocasión solamente en que mi querida Rosanita me pidió el día, pero fue con tanta anticipación que no causó ningún daño al rodaje y solo fue cuestión de cambiar el día. Aparte de su puntualidad y determinación, ambas también fueron flexibles en cuanto la manera en como se grabó el corto, el cual requirió de mucha improvisación y decisiones repentinas. Usualmente esto desorientaría a otras actrices, pero estas dos me seguían la corriente de la manera más fluida y flexible. Hasta este día me siento sumamente agradecido y las quiero como no tienen idea a mis dos amigochas.

El surgimiento de esta idea fue un conjunto de varios momentos cruciales e inspirantes que me sucedieron desde muchos años atrás. Por un lado teníamos mi deseo de hacer un proyecto al estilo “Elephant” en el que la cámara seguiría rutinariamente un joven en el día en que perdiera su virginidad. No se por que, pero quería hacerlo. Después quedé impactado con la manera en como Ang Lee mostró un romance entre dos homosexuales en “Brokeback Mountain” y sorprendentemente mi reacción al respecto fue que quería que ambos terminaran juntos. Encima de eso recordé todas las broncas que enfrenté con el audio de CUARTO por no haberlo cuidado adecuadamente, así que quería hacerlo lo mas “mudo” posible. Tiempo después me encontré mis viejos cassettes Hi-8 en los que grabé mis viejos tiempos de preparatoria, y al verlos sentí una gran nostalgia.

Si vieron el proyecto, y leen todo lo mencionado arriba pueden ver como y de que manera influyó cada una de estas circunstancias. Ciertamente muestro la rutina de los personajes antes de tener relaciones. Ciertamente muestro un romance que parece ser irrelativo al hecho de que se trata de una pareja homosexual. Ciertamente no hay mucho diálogo y lo cuento mayormente con imágenes. Y ciertamente todo comienza cuando uno de los personajes encuentra un cassette de video que le trae nostálgicos y deprimentes recuerdos. Y así fue sucesivamente hasta que surgió la historia que surgió.

Rosana

Rosana Ceseña había participado previamente en CUARTO, pero sentí que no le saqué todo el jugo actoral que pude haberle sacado si su papel hubiera sido mayor. En esta ocasión ella sería una de las dos protagonistas, y ella estuvo puesta desde el comienzo. La bronca era encontrar a la otra actriz. Les juro que busqué por todos lados, incluso acudí con dos de las actrices que participaron en “Un Dicho Aprobado”, y por un largo tiempo una de ellas había aceptado, pero a final de cuentas se me perdió y no la volví a contactar. Aquí entró mi querido Luis “Dasein” Blanco quien me comentó que tenía una amiga actriz que posiblemente aceptaría. Su nombre era Jacqueline Pérez. La cité en el sanborns, llegó, platicamos, descubrí que era ella la actriz que salía en el cortometraje “María Matilde Dinora” del curso intensivo “Imágenes en Movimiento” (Mas adelante se convertirían en 5y10), le hice la propuesta y desde luego aceptó.

Jacqueline Perez

Las locaciones eran menos complejas esta vez. En CUARTO grabé en un local de artesanías de la Calle 2nda del cual eventualmente acabaron corriéndonos. Esta vez grabaría en el Café Revolver, del cual nunca me correrían ya que Raquel (La dueña) era mi amiga. Otras locaciones eran más sencillas, como la habitación de mi cuñada (Quien resulta ser una de las mejores amigas de Rosana), y, más fácil aún, en playas de Tijuana. Una locación interesante sería un motel de paso, locación en la cual pensé que sería fácil y sencillo grabar, pero resultó ser una de las más bizarras experiencias.

Pues bien, en el verano del 2006 comenzamos a grabar solo yo y Rosana, ya que sale durante la mayor parte del corto. Las grabaciones con ella fueron de lo más relajantes y tranquilas. No hubo ningún conflicto ni nada por el estilo, y siempre es buena señal cuando acabamos de grabar mas temprano de lo que pensábamos durar grabando. Mejor aun era que grabábamos un día, y en esa misma noche editaba la escena, así que íbamos a buen tiempo. Un viernes teníamos pensado grabar el final por adelantado, lo cual es normal ya que raramente un rodaje se graba cronológicamente. Lo que casi nadie sabe es que el final original era un poco diferente.

Spoiler, si no lo han visto no lean este párrafo


El final original del corto era diferente al que quedó. En este final el personaje interpretado por Rosana va a la playa, alguien aparece atrás, voltea, y era Jacqueline (La amante), y vivieron felices por siempre. Sin embargo, dos días antes de grabar ese final me viene algo a la mente: ¿Para que darle tanta vuelta a la historia si a final de cuentas van a quedar juntas? Por suerte durante esos días vi una comedia romántica hollywoodense muy tonta en la que los personajes se quieren y quieren estar juntos, pero ninguno dice nada, y las cosas se empiezan a complicar hasta que al final uno de ellos abre la boca y felices por siempre. ¿Por qué nunca dijeron nada ni uno de los dos? Algo así sentí con el final de CQ. Se me hacía innecesario poner todo ese drama afuera del café revolver en el que Rosana encuentra a Jacquie con su novio para que a final de cuentas solo con una llamada todo se solucionara. Fue por eso que se me hizo más prudente que Rosana encontrara alivio en brazos de su actual novio y todo por lo que pasó al ver el video fue simplemente un recordatorio de a quien era a quien realmente amaba. Lo sorprendente de eso es que cuando se me ocurrió le hablo a mi amigo que interpretaba al novio, le dije que lo ocupaba el viernes, dijo que sí, y ya solucionado. Así de fácil.

Para lo último dejé el rodaje mas intenso, lo cual sería la escena del video. Días después solo les mande un email a las actrices diciéndoles que tenían que decir, pero nunca les dije como, de que manera, o que palabras usar. En pocas palabras, sin guión! Pero ciertamente las actrices tenían una idea de lo que tenían que hacer. Esta parte del rodaje fue rara para mí ya que yo no estaba tras la cámara, sino Rosana, “¿Cómo hizo las tomas? ¿Lo habrá grabado bien?” me preguntaba mientras me escondía de salir en la pantalla. Pues bien, grabamos afuera del café El Nopal, en el carro camino a playas, en la playa (Aquí por poco y Jacquie se me deshidrataba) y finalmente sería en el motel. Casualmente fuimos a la Mansión que está detrás de la Lázaro. Llegamos, el guardia nos ve, nos dice que son $600 pesos, yo solo tenía $400, lo cual decía en la lona afuera del lugar. “Es que son tres” nos dice. Le ponemos en reversa y nos vamos de ahí. ¿Que hacer? No tenía previsto esto monetariamente hablando! Después de pensarla un buen rato decidimos hacer algo bien raro: Meter a Rosana en la cajuela e ir a otro motel!

Fuimos al En Sueño que se encuentra por la UABC en otay, llegamos, el guardia hecha un vistazo, nos ve solamente a mi y a Jacquie, nos cobra $400 pesos, y órale! Para este entonces yo estaba nerviosísimo de que nos torcieran. Llegamos a la habitación, nos instalamos, y a grabar se ha dicho. De nuevo, yo no estaba tras la cámara, pero le dije a Rosana que era lo que quería que grabara, como lo hiciera, y en que parte cortara. Son cuatro horas las que teníamos disponibles, pero solo grabamos como en una, así que el resto solo estuvimos cotorreando y viendo los cortos de “Imágenes en Movimiento” (Jacquie llevó el DVD). A la hora de irnos Rosana se metió nuevamente en la cajuela, y en la salida, frente al guardia, Jacquie me dice “Estuvo muy rico mi amor”, ambos soltamos la carcajada. Esa noche acabamos el rodaje.

De ahí en adelante le trabajé yo solo, aunque bueno, Rosana hizo el doblaje de algunas escenas. Pero generalmente ya todo dependía única y exclusivamente de mí. Nuevamente Luis “Dasein” Blanco hizo la música original, y le quedó como anillo al dedo, de echo pueden encontrar los temas de corto en su página de facebook. En octubre de ese año ya teníamos fecha para el estreno en la sala de video del Cecut, el cual sería el 23 de Febrero del 2007.

¿Cuál fue la respuesta de CQ?

Pues bien, debo decirles que hubo mucha gente a la que no le gustó, pero dio la coincidencia que se trataba de “académicos”, realizadores que tenían estudios cinematográficos ya sea del curso intensivo de “Imágenes en Movimiento” o de algún otro curso. A Gil González no le gustó, Alberto ALVERTOV Gutiérrez lo llamó “tedioso”, Juan Alberto Apodaca lo llamó “cursi hasta más no poder”. El reciente actor popular Paco Mufote también lo destrozó (reseña sobre su respuesta aquí). Por primera vez mandé un corto a un festival en San Diego llamado “Best Fest”, en donde lo rechazaron ya que tuvieron problemas con la escena del video en donde por ocho minutos enseño el video grabado por el personaje de Rosana (Hoy en día dicho estilo se está haciendo cada vez más popular que a veces siento que simplemente lo mandé en el tiempo equivocado). Meses después lo aceptaron en el Imperial Beach Film Festival, pero resultó ser uno de los peores fraudes en los que me he involucrado (Reseña sobre esta agonizante experiencia aquí). Al año después en una noche de borrachera con los de 5y10 salió el proyecto a la platica, y me dijeron que era malo el comienzo ya que parecía una película de misterio por el hecho de que Rosana encuentra el cassette y le impacta el simple hecho de encontrarlo. Obvio nunca han visto “Young Frankenstein” comedia que comienza tenebrosamente con unas manos quitando un cofre de las manos esqueléticas de un cuerpo totalmente descompuesto. También me dijeron que si hubiera sido mas organizado y si hubiera hecho las cosas “profesionalmente” no hubiera tenido que esconder a Rosana en la cajuela y hubiera podido grabarlo con permiso del lugar. “Si hubiera podido hacer eso, pero no hubiera sido tan divertido”. Les contesto totalmente embriagado. Por ese lado me fue muy mal

Sin embargo, el “publico”, gente que lo vio tal como lo que era sin prejuicios cinematográficos salieron fascinados y conmovidos! Hay un momento en el proyecto en el que hay un silencio completo, aquí siempre es buena oportunidad para ver que tanto está interesado el público en lo que está viendo: Si están hablando o bromeando es que no les esta gustando, o mínimo no están enganchados. Si están callados quiere decir todo lo contrario. Afortunadamente, siempre estuvieron callados. Años después se lo mostré a distintas personas, y todas salieron conmovidas. Una por poco y llora.

Si lo hiciera hoy en día lo único que cambiara es el estilo visual. Este proyecto se hizo con una cámara casera Sony mini DV de un chip. Si la imagen estaba sobre contrastada era por que quería opacar un poco lo casero y emigrar a lo stylish. Encima de eso mi esposa me dio una idea: Mostrar toda la imagen amarillenta sepia cuando se trata de exteriores, y mostrar la imagen verde al mostrar interiores. Esto lo hubiera hecho aún, pero de una manera mas moderada, controlada, y cuidadosa. Pero en cuanto las tomas y como esta contada sería exactamente igual, si ningún cambio alguno. Conmoví a gente, eso es indudable, y, a mi opinión, cuando metes a alguien tan profundamente en lo que pasa en la pantalla y los conmueves es por que lograste lo que querías, lo hiciste de la manera correcta, y tienes algo valioso en tus manos. Ciertamente me siento orgulloso de ese proyecto, y yo en lo personal lo considero como el mejor que hice por que causó su objetivo en el espectador y lo hice exactamente como quería que saliera.

Jose Paredes, Jacqueline Perez, y Rosana Ceseña en el ultimo dia de rodaje

Y en el centro de todo están Rosana y Jacquie, mis dos queridas actrices que lo hicieron posible con su dedicación y devoción. Afortunadamente la aportación de ambas no terminó con esto proyecto. Jacquie fue una de las entrevistadas en “Séptimo en la Frontera”. Tres años después ambas participaron en los proyectos que yo, Álvaro, Marcio, y mi hermano Marco hicimos para Filmaka en el 2009. Rosana salió en “Redemption”, y Jacquie en “For Her”. Y meses después de eso ambas harían breves apariencias en un proyecto que aun se encuentra en post-producción titulado “BUENOS TIEMPOS”. Fuera de trabajar conmigo Rosana participó en “Midtown” de Joseph Pérez, y recientemente se encuentra trabajando en “Un Cuento de Alex” dirigido por mi hermano Marco. Jacquie se ha dedicado mas que nada al teatro, aunque meses después de CQ dirigió un corto titulado “La Virgen y el Niño”, el cual esta por subirlo en línea. Otro motivo por el cual CQ es tan importante para mi es por que fue mi último proyecto que hice de ficción. Claro, están los de Filmaka, pero esos fueron con un objetivo específico de entrar en competencia. CQ fue hecho bajo la tradición de todo realizador independiente local de simplemente hacerlo por que queremos, por que nos apasiona, y por que es algo que creemos que es digno de proyectarse en la pantalla. Ciertamente CQ es algo que necesitaba contar, y el hecho de que logré conmover a gente lo hizo mas especial. La manera en que yo lo vi fue que una vez logrando eso la siguiente movida sería la más obvia: Hacer un largometraje.

________________________________________



2 comentarios:

Mr. Spam dijo...
12:13 p. m.

Sobre la critica negativa a Cenizas Queddan. Imaginate lo molesto que será para alguien confiar una historia de un rompimiento y que el otro inconsiderado este cuestionando constantemente: ¿Pero como llegaste a amar a la persona?

Si alguien me llega y me cuenta su problema de rompimiento, mas bien cuestiono ¿Que ocurrio?

Es obvio de lo que se trata Cenizas Quedan, no necesitamos saber COMO se enamoraron. Si nuestra duda es sobre la autenticidad del amor del personaje, ya lo vemos en el corto con una simple mirada, y con las acciones del otro personaje.

Por esa razon, personas que no se dedican al cine no buscaron identificar elementos de su clase de cine o teatro. Como personas normales y reales, no cuestionan COMO se llego a amar a alguien. Con presenciar el conflicto presente es suficiente para creer que los personajes estaban enamorados.

Jose Paredes dijo...
1:47 p. m.

Gracias Mr. Spam, ciertamente le atinaste al punto, y sinceramente creo que podemos mostrar lo mucho que dos personas se enamoraron empezando desde cuando termina.