Before Midnight

La historia de Jesse y Celine que se desarrolla a través de "Before Sunrise" y "Before Sunset" mira el lado complejo y lamentable de un romance no porque los guionistas manipulen los obstáculos para hacer la historia más interesante, sino lo hacen al simplemente mirar cómo se desenvuelven los hechos a través de las circunstancias bajo las cuales se conocieron y como ellos, y cualquier persona en su lugar, lidian con ellas. Ambas películas las recuerdo como si recordara una triste canción. La primera "Before Sunrise" se lleva a cabo en 1995 en donde ambos tienen veintitantos años de edad, él americano y ella francesa, y pasan 24 horas juntos rondando las calles de Vienna después de decidir bajarse de un tren en el que ambos viajaban, pero al final se ven forzados a separarse cuando él tiene que tomar su vuelo de vuelta a E.U. y ella su tren a Paris. Esa realidad opaca los últimos 30 minutos del filme y lo que comienza como una interesante conversación y romance entre dos jóvenes se convierte en una triste separación de dos personas de distintos extremos del mundo que se encontraron en algún punto intermediario por un día entero.  La segunda llamada "Before Sunset" reúne a estos personajes nueve años después cuando Jesse escribe un libro sobre esa noche y cuando menos se lo imaginan se encuentran en Paris cuando él esta de tour promocionando su trabajo. Mientras a la otra la opacaba la separación en esta la domina el hecho de que Jesse está casado y con un hijo mientras que ella tiene novio, así que no pueden resumir su romance aunque es bastante claro que es lo que ambos quieren.

Yo fui fanático no solo del romance y las situaciones de ambos, sino de la manera como el director de ambas, Richard Linklater, lo cuenta todo a través de conversaciones y diálogos. Los personajes son tan bien definidos que se convirtieron en mis personajes favoritos de cualquier filme que haya visto en mi vida, y anhelaba ansiosamente volverlos a ver en la pantalla grande. A principios de este año se reveló que la tercera parte venía en camino, llamada "Before Midnight", y no pude estar más contento a excepción de un pequeño detalle. Las otras dos películas trataban sobre un amor perdido e inalcanzable, pero al leer la sinopsis de esta descubrí que Jesse y Celine ahora están juntos con dos hijas gemelas, erradicando lo perdido e inalcanzable que tanto definió a las otras. Ahora, dos días después de haberla visto finalmente, sigo pensando en los personajes y muy sorprendido por como esta nueva película me agarró nuevamente descuidado y me ayudo a descubrir lo mucho que deseo que ambos vivan felices por siempre.

Al comenzar Jesse acaba de dejar a su hijo Hank al aeropuerto de Grecia, y al verlos juntos no pude evitar pensar cuando en Sunset este le dice a Celine que no ama a su esposa (Embarazo inesperado), pero haría lo que fuera para estar con su hijo, incluso llevar a cabo un matrimonio sin amor.  Cuando su hijo se sube al avión Jesse queda destrozado y regresa al automóvil donde lo espera Celine y sus hijas. Del aeropuerto se van a la casa de unos amigos con el plan de que ellos cuidarán a las gemelas para que la tengan una noche "de pareja" en un hotel que sus amigos les rentaron como gesto de gratitud (No recuerdo cual fue el favor exactamente). El enfoque en esta nueva película es sobre la vida de parejas, como las mujeres tienen una percepción de la relación mientras que los hombres tenemos otra, y eventualmente llega el momento en el que chocamos de tal manera que nos puede ocasionar una inevitable ruptura. Desde el comienzo surge la tensión entre la pareja cuando Jesse comienza a sugerir poco a poco que se muden a E.U. para que pueda estar con su hijo y no verlo solo en ciertas temporadas del año, algo a lo cual Celine se rehúsa ya que (a) la custodia del niño la tiene la madre y no vale la pena mudarse para el poco tiempo que lo dejaría verlo, y (b) le acaban de ofrecer un trabajo ideal en París y no quiere perder la oportunidad. "Este es el tipo de problemas por el cual las parejas terminan. Acabamos de encender la bomba", dice Celine, y ciertamente a través del filme vemos como la mecha está por terminar y la bomba por explotar en distintos momentos. Uno de mis favoritos es cuando están comiendo con sus amigos, y lo que comienza como una conversación detallada y hasta cómica sobre las relaciones entre parejas se convierte en un recordatorio para Jesse y Celine de este pequeño problema que están teniendo, y lo fascinante es que no hacen una escena o un drama al frente de todos, sino siguen sonriendo, pero en sus ojos vemos lo que están pensando, y no son cosas optimistas.

Esta nueva es diferente a las otras dos en muchos sentidos. En las otras los personajes proveían detalles e información de ellos mismos, y eso era lo único que uno sabia del otro.  En esta hablan sobre lo que han pasado juntos y saben más de lo que nosotros sabemos en vez de que nosotros lo descubriéramos junto con ellos. En las primeras ocasionalmente se topaban con una tercera persona, pero generalmente estaban solos ellos dos. Aquí ya conviven con otras parejas durante los primeros treinta minutos, y las conversaciones que tienen no son únicamente entre ellos. Las otras dependían de espontaneidad que regularmente no se exploraba tan a detalle en un filme mientras que esta es más convencional en ese sentido.

En una época en la que los fans se decepcionan por que los filmes no son lo que quieren o lo que ellos consideran que deberían ser ("Dark Knight Rises"), aquí tenemos una que cambia muchas de las singularidades que las separó de otras historias románticas que se hayan captado en filme. La pregunta es, ¿Es un problema para la historia? Para nada! Los personajes siguen ahí, pero sus vidas ya han madurado con el tiempo, y explorarlas requiere más que conversaciones casuales. Recuerdo años atrás yo pensaba en cómo sería la tercera parte, y ciertamente otro encuentro casual entre los personajes hubiera sido tal vez ya repetitivo. En cambio, Linklater y sus actores, Ethan Hawke y Julie Delpy, quienes también comparten créditos de guionistas, los ponen en un contexto diferente y ahora enfrentan un reto distinto.

El impacto de Sunrise fue la tristeza de verlos separarse. El impacto de Sunset fue la frustración de que no pudieran estar juntos. El impacto de esta es el temor de ver a una pareja terminar la relación cuando llevábamos años esperando y anhelando que hubieran terminado juntos. Me imagino que sería más impactante para los fans que siguieron la saga desde el 95, yo tengo la suerte de apenas entrarle hace unos cuatro-cinco años atrás. Pudiera ser conveniente y hasta manipulativo que los personajes toquen los puntos cruciales de las dos anteriores en esta cuando es algo de lo que seguramente ya habían hablado desde hace años atrás. Ciertamente nos cuentan lo que pasó después de que acabó Sunset, lo que pasó con la esposa de Jesse, como fue el embarazo de Celine, entre otras cosas. Pero lo fascinante es que todo lo mencionan de manera casual y natural sin que nos estén aleccionando sobre lo que no vimos en los últimos nueve años dentro de las vidas de estos personajes. Es aquí en donde entra la magia de los diálogos del director y sus actores, aun no pierden el toque, y Linklater aun se da el lujo de dejar la cámara por 5 minutos sin cortar mientras vemos a los dos personajes simplemente hablar.

En una entrevista Ethan Hawke nos dice que no le desagrada la idea de visitar a estos personajes cada cierta cantidad de años y dejar una antología sobre el amor entre dos personas, eso me dio esperanza a que saliera la tercera parte. Ahora ya que salió quedo más convencido de que es eso lo que planean hacer, y es algo frustrante tener que esperar nueve años para volver a saber de ellos (Esos han sido los años de diferencia entre cada película). Habiendo estudiado estas películas tantas veces, y viendo el cambio de contexto que hicieron con esta tercera, estoy casi seguro cual será la movida que harán con la cuarta. Al final del día lo único que queremos es que queden juntos y felices, pero la vida no es siempre tan fácil, y eventualmente existen parejas que por más que juraron amarse para siempre acaban separadas. Esa es la realidad que enfrentan Jesse y Celine, y es casi doloroso ver como la bomba esta por explotar. Más doloroso aun al ver como aun tienen buenos momentos, como aun se sorprenden entre ellos, como aún se hacen reír, como demuestran lo mucho que se aman, y como aun están dispuestos a bajarse juntos de ese tren.

0 comentarios: