Terror = Miedo?


El género de terror es sumamente popular en Tijuana, siempre lo ha sido. Mucho, si no es que todo, se debe a iniciativas tanto de proyectos como de espacios que realiza la gente local. El pionero fue Aarón Soto y su cinemainc, y ahorita quien le sigue los pasos es el Bezeta con el Vampiroscopio, aunque se desvía un poco mostrándonos más trash que terror de vez en cuando. Pero esto es en cuestión de espacios.

En cuestión de proyectos quien esta recientemente dominando el género es Abraham Sánchez, mucho más ahora con las imágenes de su nuevo proyecto que nos tiene completamente impactados por lo bien que se ven. Me emociona bastante, pero hay algo en general que no puedo evitar señalar del cine de terror local.

Se han hecho muy buenos proyectos sobre esto, tales como “Hueso” y “Algesia” de Aarón Soto y Cathy Alberich; “Podofagus” y “Antropofagus” del Abraham; “Los Z’s” de Giancarlo Ruiz; “When The world went Away” de Joseph Pérez; entre muchos otros, pero debo confesar algo: Ninguno me ha realmente asustado.

Puede que surga una verdadera discusión sobre el propósito del cine de terror y si su objetivo es realmente asustar o simplemente contar una historia en la que pasen historias aterradoras, pero yo en lo personal considero que asustar debe ser su meta. “Hueso” y “Algesia” los consideraría más que nada como “Characters studies”, los cuales se enfocan en la definición de los personajes más que nada. “When the World Went Away” es una tragedia más que nada. “Los Z’s” es una sátira. El momento en el que la víctima del enmascarado agoniza en la bañera al final de “Podofagus” es, creo yo, lo más cercano que he estado asustado. “Antropofagus” se me hizo impactante de la manera en que, no sé, “Dark Knight” me impactó, pero el proyecto es más que nada un ejercicio en ser stylish.

Nada de lo que acaban de leer son quejas, estos son proyectos que me gustan muchísimo, simplemente no los veo como proyectos de “Terror” a mi personal parecer. Pero entonces a que otro género pertenecen? Suspenso? Drama? Tal vez soy demasiado especial en esto, tanto que mi cortometraje CUARTO, el cual muchos considerarían como de terror, no lo catalogué así el día que lo estrené, sino como un “Drama de Adolescentes”.

Nunca me he dedicado a hacer un proyecto de terror, pero mi sospecha es que me pasaría lo mismo que cuando hago uno de amor, ya que ambos “amor” y “miedo” son sentimientos, y si hay algo que he aprendido de crear emociones en el espectador es que se requiere TIEMPO y PACIENCIA. Ambos “Un Dicho Aprobado” y “Cenizas Quedan” son mediometrajes, no cortos, y el motivo de su mayor duración es precisamente eso, y en base a las reacciones de muchos espectadores me quedo claro que el TIEMPO es necesario.

No estoy haciendo una afirmación, sino es lo que yo hiciera si me enfrentara a hacer uno de terror, pero quien sabe, igual y “Sanguijuelas” dura solo 15 minutos, pero me aterroriza como nunca pensé haberlo estado.

2 comentarios:

Anónimo dijo...
1:19 a. m.

y el porvenir?

Anónimo dijo...
10:57 a. m.

y el chupa cabras?