Veneno para las Hadas


Hay algo aterrante y atormentante sobre el final de “Veneno para las Hadas”, pero no surge de la manera en la que el filme promete durante todo su transcurso, especialmente durante los créditos iniciales. Considerando que fue echo por la misma persona que hizo la original de “Hasta el Viento Tiene Miedo”, y viendo a la mitad del filme a un par de niñas haciendo un ritual en donde invocan a Satanás, me imaginé que al final algo sobrenatural pasaría y las niñas enfrentarían fuerzas con las cuales no pudieran luchar. Sin embargo, el filme es aterrador de la misma manera que “Heavenly Creatures” de Peter Jackson lo fue, la diferencia es que ese filme nunca prometió nada sobrenatural. Ambos filmes se enfocan en una amistad entre dos niñas, ambas amistades son desastrosas y mal influyentes, y en ambos filmes alguien muere por que dichas amistades se salen fuera de control.

El filme comienza en una escuela privada en la que una nueva niña acaba de llegar a la clase, su nombre es Flavia, y se le pide que se siente junto a otra niña llamada Verónica para que se mantenga al tanto de lo que están viendo. Flavia es una niña buena y pacifica, en cambio Veronica es una bully grosera, peligrosa, y rebelde que esconde dichas características con una sonrisa y una cara bonita. Algo muy particular sobre ella es que se identifica como una bruja, y tan fuerte es su devoción ante dicho titulo que convence a Flavia de que realmente lo es. Como suele pasar en dichos casos, la niña buena se mete en problemas por la culpa de la niña mala, y a veces se hecha la culpa por que Verónica la amenaza con hacerle un hechizo. Flavia asiste a unas clases de piano por las tardes, ella ya no quiere ir, así que Verónica le sugiere que se deshagan de su maestra por medio de un ritual. Juntan unas velas negras, se cortan sus dedos, pegan la sangre de ambas en una hoja de la clase de piano, Verónica le hace la petición a Satanás, y días después la maestra muere. Los adultos aseguran que fue de cáncer pulmonar, pero Flavia siente la culpabilidad de que fueron ellas las verdaderas causantes. Desde aquí en adelante Verónica deja de ser su amiga y se convierte en su dueña que la chantajea y la amenaza cada vez que se opone a sus ordenes, y después de ver lo que le sucedió a su maestra Flavia decide hacer todo lo que le pida con tal de no ser la siguiente victima.

Carlos Enrique Taboada le dedica el filme a las niñas en su totalidad, a tal grado de que nunca vemos los rostros de los demás adultos a excepción de tres casos muy particulares (Uno de ellos es el rostro pálido de la maestra de piano muerta). Cuando ambas niñas cuestionan sobre como y de donde vienen las brujas la cámara permanece firme en sus rostros mientras que sus papas les proveen información que solo han escuchado en cuentos de hadas, aunque uno le cuenta a una de ellas sobre como quemaban a mujeres por sospecha de brujería. A las niñas todo esto les es asombrante, mas para Verónica quien toma todo lo que le dicen en consideración para aplicarlo mas adelante.

El filme puede ser un argumento en contra del bullying, o incluso hasta de cómo la ficción es mas real para los niños de muy temprana edad con caóticas consecuencias, pero nada de eso me vino a la mente mientras lo veía. La música, el aura tétrica, entre muchas otras cosas indicaban que el filme iba a ser más una confrontación entre la inocencia de las niñas y las fuerzas del mal. Me imaginé que algún conjuro les saldría mal y fueran ellas las afectadas, e incluso hasta pensé que Verónica resultaría ser algo mas que una niña normal. Ambas ideas, las cuales lidiarían directamente con lo sobrenatural, me vinieron a la mente durante la introducción del filme en la que Veronica permanece en pantalla mientras los créditos iniciales aparecen y desvanecen, poco a poco convirtiéndose en una anciana con una risa macabra, pero no, nada por el estilo pasa.

Si “Veneno para las Hadas” es considerada de terror es más por que Taboada le da ese toque, pero la historia en sí es más aterrante desde un punto de vista trágico. Como hace poco escuché la triste historia de una niña que la hacían bully por medio de la web (Cyberbully), a tal grado que acabó suicidándose. Imagínense esa historia contada como película de terror y tendrán una idea de lo que es este filme.

0 comentarios: