Cortos y/o practicas


¿Hasta que punto un cortometraje es una práctica? Es muy común que alguien diga que sus cortos son prácticas en las que ejercitan sus habilidades cinematográficas hasta que llegue el momento en el que hagan… un largo, supongo. ¿Es esa la idea que muchos tienen al respecto? En una práctica uno pone en prueba lo que sabe o lo que cree saber. Si le funciona es por que va en buen camino, si no es por que algo les anda fallando. Un luchador entrena, practica, y se prepara antes de entrar en el ring a una lucha de verdad ¿no es así? El detalle es que cuando uno hace la practica en base a estos términos quiere decir que hay cierta inseguridad sobre lo que está haciendo ya que anda viendo apenas si le funciona o no. ¿Así es como ustedes ven sus cortos? ¿Acaso están inseguros tras la cámara? ¿Acaso están conscientes de que existe la posibilidad de que algo les falle? No tiene nada de malo si la respuesta es SI, pero pensándola bien, ¿Qué no es ese el caso con TODO proyecto cinematográfico? ¿Ustedes creen que Scorcese, Mallick, Spielberg, Nolan, o cualquier otro cineasta no sabe que existe la posibilidad de que sus proyectos fracasen a la hora de salir? Sin embargo, ellos creen en sus proyectos, le echan todas las ganas del mundo y le son fieles a sus sensibilidades. ¿Cuál es la diferencia entonces entre un corto y una práctica?

Un proyecto es una práctica únicamente si lo viste así desde un principio y si tu enfoque no fue en el proyecto, sino descubrir para que seas bueno y para que no. Tenemos por ejemplo “Rendezvous” de Joseph Pérez, este es un corto en el que admitió que era una práctica, entre él y Giancarlo Ruiz habían comprado una cámara y decidió hacer este proyecto con el único objetivo de probarla. Al ver el corto notamos que no hay trama, historia, personajes, secuencia, cronología, diálogos, no hay nada! Y ciertamente no lo hay por que nunca fue su objetivo que hubiera.

Pero si haces un corto enfocándote en lo que cuentas, como lo cuentas, y que impacto vaya tener entonces no es práctica, sino estas poniendo en marcha tu incomparable y único ímpetu creativo. No es malo hacer un corto con cualquiera de los dos objetivos, ambos son válidos y hacen sentido.

Yo nunca consideré ninguno de mis cortos como prácticas. Tal vez lo fueron, y ciertamente aprendí de ellos, pero mientras lo hacía nunca dije, “Es una práctica”, sino dije, “Es mi proyecto! Esta es mi versión de esta historia! Así es como yo creo que deba contarse!”. Al verlo de esa forma deja de ser una práctica y se convierte en Tu Proyecto, un cortometraje dirigido por Ti, a través de Tu visión. Que uno llega a regarla y aprende de sus errores se trata ya de la naturaleza humana, y eso pasa con todo.

El problema llega cuando hacen estrenos oficiales de prácticas y les dan el titulo de “Cortometraje Oficial”! Es ese el caso en que los veo y digo “¿Para que me lo estas mostrando?”. Joseph fue muy astuto en cuanto estrenar “Rendezvous” ya que (a) afirmó que era una práctica, y (b) el papel del corto en el estreno fue como un primer acto en lo que mostraba “Midtown”, un corto que sí lidiaba con todo lo que el primero no, y ciertamente no era una práctica. Pero de ahí en fuera hacer una premier oficial de prácticas es algo con lo que estoy desacuerdo. Hace unos años un realizador hizo un estreno oficial de dos de sus prácticas que hizo en la escuela de cine. Una me gustó, pero la otra no se me hizo que fuera necesario estrenarla, ni mucho menos hacerle difusión. Por supuesto otros estudiantes de cine captaron el mensaje por que identificaron lo que los maestros le habían encargado con ese proyecto, ¿pero que tal las otras cincuenta o sesenta personas que no fuimos a la escuela y que estábamos presentes?

Estos cortos fueron mis prácticas, y cuando los hice no estaba pensando en hacerles una premier oficial. Sin embargo, en el 2007, como pueden ver en la introducción, tenía pensado mostrarlos, pero los mostraría en la premier de “Cenizas Quedan” como algo estúpidamente chistoso que dejaba muy en claro que se hicieron sin la seriedad requerida. Nunca los consideré como Cortos Oficiales en donde contaría algo que me apasionara, ¿se imaginan?

“NO DEJAN CAGAR AGUSTO

dirigido por José Paredes”.

Como dije arriba, no tiene nada de malo hacer un Corto o hacer una Práctica, lo malo es cuando los confundes los unos con los otros. Por un lado tenemos a realizadores que hacen Cortos, y cuando les salen mal se escudan diciendo que “Es una practica” por ser un corto y no un largo, cuando en realidad ese director puso toda su creatividad en juego para verlo terminado. Por otro lado tenemos a los que hacen Prácticas y les hacen trailers, les hacen posters, páginas oficiales en Facebook, etc. y al mostrarlo ni sabemos que pasó, de que trató, o, peor aun, por que el director pensó que era prudente mostrármelo a mí y a todo el público presente.

¿Qué tipo de proyectos hacen ustedes?

1 comentarios:

Anónimo dijo...
12:02 p. m.

Wow, ωonderful blog layout! How long hаvе
you bеen blogging for? уοu mаke blοgging look eaѕy.
Thе οverаll look of уour web
site iѕ magnificent, let аlοne the content!


Feel free to surf to my blog ... tantric massage in london
My web page :: sensual massage London home page here