Mi Papá, el músico



Yo crecí con una familia de músicos. En distintas ocasiones he hablado de los proyectos musicales a los que forman parte mis hermanos, pero nunca he mencionado a mi Padre, quien les transmitió el amor a la música genéticamente ya que hace muchos años él tocaba en una banda llamada Tercer Piso, la cual era muy, muy, muy popular en aquellos tiempos debido a que, según me informó mi madre, tocaban canciones populares del momento tal cual como salían a la venta en su disco de vinyl. Les mentiría si les dijera que conozco la historia de esta banda de principio a fin, solo sé que eran famosísimos, que regularmente los encontraban en los bailes organizados por el Colegio La Paz, y que años después de que la banda se deshizo a mi mamá le preguntaban ¿Cómo era la vida de casada con el vocalista del Tercer Piso?

Algo que me dice mi papá es que nunca tenían en mente tener fama y fortuna, de echo su manager se los quiso llevar en muchas ocasiones al D.F. donde existía la posibilidad de que se hicieran famosos, pero nunca lo hicieron. Tampoco tenían la mentalidad de los recientes cineastas que lo hacen "por amor al arte". Mi padre tenía amor al arte, pero si los querían escuchar tocar tenían que contratarlos monetariamente. Hoy en día, si una banda tomara esa postura la mandaran a volar y contrataran a un DJ, pero tan buenos eran que los contrataban muy a menudo. No tocaban canciones originales, sino covers de las más populares canciones del momento. Eran los 70's, asi que ya se han de imaginar que rolas tocaban.   
 
En los 90's mi papá seguía tocando con otra banda llamada "Tijuana Suite", y si mal no recuerdo era en el 94 cuando todos los domingos íbamos a un lugar llamado Beach Comber en la esquina de la playa en Rosarito en donde mi papá tocaba mientras que yo me la pasaba en la alberca o en la playa, pidiendo bebida tras bebida pensando que eran gratis (Después se las cobraban a mi papá, pero por lo visto no le afectaba mucho ya que nunca me dijo nada al respecto, así que seguí haciéndolo). 
 
El Octubre pasado se llevó a cabo un evento en el que todos los jueves en el Antiguo Palacio de Gobierno se les hacía tributo a las bandas de ese entonces. Lamentablemente mi papá no alcanzó a tener las fotos listas antes de que decoraran el lugar, sin embargo él y mi mamá fueron varios jueves mientras se llevaba a cabo. Yo solo fui con ellos el primer jueves, y fue de lo más tierno ver a tanta gente de la tercera edad recordando sus viejos tiempos ya sea por que tocaban o por que iban a ver a las bandas tocar. Esa noche tocaron Los Moonlights, una banda muy popular de Tijuana que tocaban cumbias y baladas, mientras que mi papá era más rockero y "contemporáneo" por decirlo así. Mi mamá es fan de ellos, así que le brillaron los ojos cuando tocaron. Sin embargo, hicieron la lamentable observación de que varios de los integrantes originales están retirados o muertos, y los que siguen tocando con trabajos pueden. 
 
Presente estaba un ex-locutor del canal doce llamado Juan Luis Curiel, quien tenía un programa en el que le daban espacio a las bandas locales para que salieran en la tele tocando. Mi madre se le acercó al señor y le pidió su autógrafo. Supongo que era el equivalente de lo que alguna vez fue Karina Muñoz cuando aún tenía su programa "Fusión"

 
Al final pasó algo que me hizo pensar en el futuro. Aquí arriba vemos a papá hablando con sus amigos, estaban cotorreando de distintas temáticas, generalmente de sus vidas personales, que han hecho, cuantos nietos tienen, etc. Nunca he visto a estas personas en mi vida, y tengo el presentimiento de que mi papá llevaba posiblemente décadas sin haberlos visto. Sin embargo, gracias a este evento, lograron encontrarse y cotorrear de lo que han hecho con su vida. Mi padre tiene 63 años de edad, es obvio que ya no tiene las mismas ideas y la misma madurez que tenía en esos tiempos, pero al verlo ahí con sus amigos me puse pensar en los frecuentes eventos culturales de cine que se llevan en la ciudad y como ahorita tal vez no tomamos en consideración que estos tiempos no durarán para siempre. Llegará el punto en el que ya cada quien va a tomar su propio rumbo y posiblemente no nos volvamos a ver. JA Pantoja de 5y10 (Director de los cortos "Flor de Nopal" y "Primavera 13") se retiró del cine y ya nunca lo vemos, el Zendejas se fue al D.F., y así poco a poco nos iremos desapareciendo. Ver a mi papá ahí pensé en esto y en muchas otras cosas, ¿Acaso nos honrarán a los que estuvimos activos como cineastas de la misma manera que honraron a estos músicos de hace medio siglo atrás? Tal vez. Lo más profundo que pensé es si Dios me permite vivir hasta mis 63 años, si igualmente se llevara a cabo un evento como este pero de cineastas, y si también yo llevara a mi hijo a dicho evento, ¿Me va a ver con admiración de la misma manera que yo vi a mi Padre? ¿Se conmoverá de la misma manera que yo me conmoví al verlo recordar aquellos tiempos en los que la vida era más sencilla y que podía tocar Rock and Roll toda la noche? Espero que sí.
Love you Dad! 

2 comentarios:

Roberto Camarena dijo...
11:34 p. m.

SEÑOR PAREDES ME ENCANTO SU ESCRITO Y EL DESARROLLO DEL MISMO...SU PADRE ES Y SERA SIEMPRE HISTORIA DE TIJUANA COMO POCAS FAMILIAS TENEMOS A NUESTRO PADRE QUE HICIERON HISTORIA POR AQUÍ LO FELICITO POR ESTO Y SIGA ADELANTE QUE VIENEN COSAS EXCELENTES PARA USTED

LCC. ROBERTO CAMARENA

Jose Paredes dijo...
11:20 p. m.

Muchisimas gracias profe. Estoy muy orgulloso de el y de ser su hijo. Le mando un abrazo y haber cuando nos vemos en persona. Saludos.