Pacific Rim


 
Hace unos días nuestro querido y estimado Beto Guevara publicó su crítica de "Pacific Rim" para SanDiegoRed.com, y no me sorprendió en lo más mínimo cuando dijo que lo más sorprendente del filme son las peleas de los titanes, pero la falta de toque humano le quitaba puntos a su favor. Eso era lo que me imaginaba que el filme sería, y cuando leí eso me puse a pensar ¿Acaso Guillermo del Toro ya llegó al punto de ser predecible? Si no fuera por los Horror fans de la ciudad y porque cada vez que entro a una página web aparece una pequeña ventanita promocional de la película, ni me hubiera molestado en ir a verla, así como no me emocioné en ir a ver "Hellboy 2" cuando salió dos años después de "El Laberinto del Fauno" (Bueno, aunque en ese caso no fui por que la primera no me gustó mucho).

Me dan ganas de hacer copy/paste la crítica del Guevara ya que le atinó al blanco a la hora de describir la película, ciertamente del Toro tiene un mayor interés por mostrar a los Jaegers (Los robots) pelear contra los monstros y no tanto interés por crear personajes humanos de carne y hueso. ¿Es esto válido? Supongo. ¿Cuántas películas de acción no hay así en las que lo único que parece importarle al director es mostrar interminables escenas de acción? Del Toro toma la misma aproximación, lo cual es válido y a final queda un buen resultado, pero esto resalta de manera negativa considerando que se trata del impecable Guillermo Del Toro y su octavo largometraje después de cinco años de ausencia. Me recuerda a lo que dice Roger Ebert en su crítica negativa de"Color of Money" del Scorcese: "If this movie had been directed by someone else, I might have thought differently about it because I might not have expected so much".

"Pacific Rim" cuenta la historia de la resistencia humana ante unos monstros gigantes llamados Kaijus, quienes salieron debajo del agua en el pacífico cuando un portal entre nuestro mundo y el de ellos se abrió y decidieron venir a invadirnos. Para eso, la raza humana diseñó a los Jaggers, y durante los primeros años vencían a los Kaijus fácilmente, pero poco a poco han llegado monstros más poderosos que los anteriores, y los Jaegers ya no son suficientes para contenerlos. El gobierno decide cancelar  la operación Jaegers, dándoles un ultimátum de 8 meses para que cierren todo. Es aquí cuando el Marshall Stacker (Idris Elba, quien interpretó al capitán del Prometheus el año pasado) decide realizar un último intento para destruir el portal y prevenirlos de que invadan la tierra. Para esto contrata a un ex-soldado llamado Raleigh Becket, quien cinco años atrás perdió a su hermano luchando contra un Kaiju (Los robots requiere de dos pilotos, su hermano era uno de ellos). 

Durante la primer hora del filme, a excepción de intro, no hay ninguna pelea entre Jaeger-Kaiju, sino vemos como Raleigh vuelve en acción después de una larga ausencia, se actualiza, entrena, conoce a su nuevo equipo, y básicamente se prepara para la batalla final. El hecho de que duremos tanto tiempo sin que haya una pelea es un pequeño homage a películas como "Jaws" que durante la primera hora lo único que hacen es crear anticipación antes de mostrarnos al monstro. En al segunda hora ya empieza todo el despapaye, y aquí es donde voy a dar mi primer queja. Una de las miles de cosas que todo el mundo se quejó de las películas de los Transformers es que no entendían mucho la acción entre los robots por que Michael Bay tomaba la bizarra decisión de grabarlo como si fuera cámara en mano, haciéndolo más inestable aún. Algo similar pasa durante las batallas en "Pacific Rim", pero no es porque no pueda distinguir a un robot de metal de una monstro de carne y hueso, sino porque las batallas se llevan a cabo de noche y mientras llueve, así que cuando hay varios Jaegers peleando contra varios Kaijus, no distinguía cual robot era cual y que personajes habían vivido o muerto, incluyendo en la batalla final cuando se lleva a cabo el atentado contra el portal. Y debido a esto, creo que es la primera vez que me quejé del 3D, simplemente no ayudaba mucho. Otro detalle es que por un largo rato un Jaeger pelea contra un Kaiju sobre Hong Kong, golpe tras golpe, trancazo tras trancazo! Sin embargo, al final, cuando el Kaiju parece estar a punto de ganar, el Jaeger saca una espada y parte al monstro en dos con un solo golpe. ¿Por qué no hicieron eso desde el comienzo? lo hubieran matado desde cuándo. Pero bueno, tal vez simplemente aprendieron su lección ya que al final cuando un Kaiju recién se les deja ir con su primer movida luego luego sacan la espada y lo matan al instante.

Hoy en día ya no espero que un filme sea tan original como lo fue, no sé, "El Laberinto del Fauno", de hecho hay escenas de PR que me recordaron de inmediato a escenas similares de otras películas de monstros, pero al no hacer un filme original el cineasta enfrenta el reto de tomar un material familiar y hacerlo sentir como nuevo. Perfectos ejemplos son, "Titanic" y "Avatar", las cuales manejan tramas que ya hemos visto mil veces en otras películas, pero Cameron tuvo el don de hacerlas sentir como si fuera la primera vez que nos las cuentan. Del Toro no tiene ese particular don. Todo lo que vemos durante la primera hora en la que Raleigh se prepara es algo que viene con el territorio, y los golpes entre los dos monstros es algo que sabíamos que íbamos a ver. Los humanos están etiquetados dependiendo del rol que juegan en la película. Tenemos al héroe que regresa después de evadir lo que mejor sabe hacer, a la heroína que no la dejan luchar pero al final sorprende a todo mundo con sus habilidades, al capitán noble que decide unirse a la pelea en vez de quedarse en las bancas a coordinar el ataque, los dos científicos comic reliefs, el soldado presumido que odia al héroe al comienzo pero eventualmente se gana su respeto, etc.  Del Toro les es fiel a los papeles que estos personajes juegan, pero, a excepción de una emotiva escena entre padre e hijo, no les agrega más peso o importancia, sino se queda dentro de sus parámetros únicamente. Claro, tienen conflictos y traumas, pero solo les afectan cuando tienen que afectarles, y los personajes reniegan cuando tienen que renegar sobre ellos.

En pocas palabras, no hay nada excepcional de la película! Y eso no lo resaltara si no fuera un summer blockbuster de hollywood dirigido por uno de los cineastas más importantes que hayan salido de México al cual se le ha alabado y echo un hype como a ningún otro mexicano. Pero bueno, tenemos buenas actuaciones, una buena producción, buena dirección, buena acción (Aunque a veces difícil de seguir), y sobre todo una buena película. Ese resultado tiene un gran valor. Imagínense que tanto tiempo de ausencia y hubiera sacado una mala película. Si hubiera sido ese el caso entonces Del Toro ya no tuviera ninguna zona de confort, y eso es alarmante.

1 comentarios:

MS dijo...
8:18 p. m.

Esta peli y muchas más en Sdd Fanatico