Elysium

"Elysium" es el tipo de película que será considerada como "racista" por la manera como abarca la temática de la inmigración, inspirada por los miles casos de ilegales que tratan de cruzar la frontera para vivir "el sueño americano". Esto no me viene de sorpresa ya que es escrita y dirigida por Neill Blomkamp, el mismo director de "District 9". En aquella película igualmente utiliza la ciencia ficción para hacer una crítica social sobre la discriminación y el genocidio al mostrarnos a un grupo de extraterrestres aislados en un ghetto por el gobierno Africano, viviendo como animales cuando en realidad son sumamente inteligentes con tecnología mas avanzada que la nuestra. Tan buena fue esa película que la nominaron en los Oscares como Mejor Película del Año, claro, fue la nominación de relleno, pero aún así es un honorable logro.

Ahora tenemos "Elysium", en donde nos cuentan la historia de como la tierra enfrenta su autodestrucción por falta de recursos y una gran sobrepoblación. La gente mas rica del planeta lo abandonan y se van a vivir a Elysium, una base espacial a poca distancia de la tierra formada por casas y resorts de lujo, mas resaltante aún es que toda casa viene con una incubadora que te cura cualquier enfermedad en cuestión de segundos, "Todos los que están allá vive para siempre" dice un personaje. Al comienzo vemos como un grupo de personas de la tierra compran su boleto para llegar a Elysium ilegalmente, la mayoría con la simple esperanza de curarse de alguna enfermedad terminal. En la tierra es todo un caos, y entre los civiles tenemos a Max, interpretado por Matt Damon, un ex-convicto que trabaja en una maquila en la que se construyen a los robots de seguridad que utilizan allá arriba. Después de un accidente en la se expone a una fatal radiación se le informa que le quedan cinco días de vida. Va de inmediato con su amigo Spider, quien es el que coordina las operaciones de contrabando ilegal, para que le de un boleto de caridad. En vez de eso hacen un trato en el que Spider experimentará con Max un nuevo procedimiento en el que se le instala un traje metálico y un disco duro en la cabeza, con esto le pueden bajar información cerebral a cualquier individuo, incluyendo a uno de Elysium, teniendo acceso a sus tarjetas de crédito, códigos de seguridad, etc. Si Max  hace eso, Spider le garantiza el viaje allá arriba.

Mientras tanto en Elysium la encargada de seguridad, Delacourt (Jodie Foster), quiere organizar un golpe de estado a contra del presidente de la base para ella tomar el completo control. Acude con John Carlyle (William Fitchtner), quien diseñó el sistema de seguridad para lograr esto, y a la hora de hacerlo baja los datos para reiniciar el sistema a su cerebro. Pero cuando va en camino a Elysium  Max lo intercepta para aplicar el experimento de Spider. Carlyle muere en el proceso, pero no sin que Max baje la información de su cabeza antes, otorgándole el poder para reiniciar el sistema y tomar el control de Elysium. Esto lo convierte en el hombre mas buscado y perseguido, en especial por Kruger, interpretado por Sharlto Copley, el protagonista de "District 9", y mientras en aquella película interpretaba a un carismático y torpe protagonista, aquí interpreta a un amenazante y aterrante villano.

Lo mas llamativo es que todos los ciudadanos de Elysium, o mas bien los pocos que salen, son americanos y franceses. Todos los ciudadanos de la Tierra tratados como ilegales son interpretados generalmente por mexicanos, con excepción de algunos negros y el mismo Matt Damon. La controversia puede surgir cuando se cuestionen, ¿Por que no hay blancos ilegales o mexicanos en Elysium? De hecho me señalaron una escena en la que Damon camina por la calle y unos niños mexicanos le empiezan a pedir dinero por el obvio echo de que es americano. Esto me recuerda al rumor de que una de las inspiraciones de Blomkamp fue cuando visitó Tijuana y una patrulla lo trepó por andar tomando mientras conducía, y como todos sabemos, de los extranjeros exigen más que un soborno precisamente por ser extranjeros. Este rumor se publicó en la web a principios del año, y cuando supe que la mayoría de los personajes eran mexicanos me imaginé que iba a ser una agresiva película hacia nosotros.

Mas sin embargo no se me hizo racista. Para empezar, es una realidad transmitida a la ciencia ficción, lo cual requiere cierta exageración para intensificarla. En segundo, no hay ningún mexicano que sea villano o malo. Spider en vida real sería un coyote, aquellos traficantes quienes viven de cruzar gente a E.U., mas sin embargo (Spoiler Alert) su misión al final del filme técnicamente lo dejaría sin chamba, pero es lo más noble, bueno, heroico y humano que cualquier persona pudiera hacer en esa situación.

En cambio, no hay ningún americano bueno en toda la película a excepción de Max, quien fue criado con mexicanos. ¿Acaso eso no lo hiciera mas racista hacia los americanos que hacia nosotros? Claro, los ilegales son catalogados como criminales, pero ¿que sociedad es la que los está catalogando? Cuando un gobierno se convierte tirano aquellos que lo desafían son criminales ante sus ojos, pero no ante el pueblo, lo cual básicamente indica que los mexicanos son mas rebeldes que criminales.

Por supuesto, mientras el filme se lleva a cabo es difícil profundizar en dichos detalles ya que nos la cuentan con escena de acción tras escena de acción, y no muy bien echas. En "District 9" Blomkamp igualmente nos mostraba la acción con cámara en mano, pero no fue tan tediosa como en esta. Me hubiera gustado que la cámara a veces se quedara quieta con tal de entender que era lo que físicamente estaba pasando, pero en vez de eso se mueve mas de lo que los personajes se mueven durante la pelea.

Por esto y por el hecho de que opta mas por ser una convencional película de acción es que "Elysium" no es superior a "District 9". Ambas películas son muy creativas y hacen unos sólidos argumentos y críticas sociales, pero District fue más original en su aproximación a la temática, en especial por el hecho de comenzar como un documental. Aquí la cosa es más apegada a películas de acción, pero eso no la hace mala. De echo es una muy buena película, con muchísimo simbolismo y un gran mensaje sobre como los ilegales, a pesar de ser percibidos como criminales, solo quieren tener una mejor vida. En un mundo, o mas bien, en una ciudad fronteriza en la que ya estamos hasta el gorro de que vengan extranjeros a contar la misma historia de la frontera y los ilegales, es refrescante ver como uno lo hace con mejor estilo al darnos una película que funciona tanto como una critica social que nos hace pensar al igual que como un entretenimiento de acción.


Nota: El líder de Elysium es de Pakistán. ¿Acaso nos esta diciendo algo sobre el medio oriente y el porcentaje monetario de E.U. que les pertenece?

1 comentarios:

Andrea Carrillo dijo...
6:45 a. m.

No considero que la película sea racista, al contrario Elysium plantea la idea de un brecha social muy marcada y con grandes repercusiones, con el fin de lograr reflexiones serias en e espectador.