The Fountain ***


Después de haber estado ausente por 6 años, Darren Aranofsky regresa con "The Fountain" un filme que contiene tres universos diferentes mostrando tres diferentes prespectivas de un mismo acontecimiento. Hugh Jackman y Rachel Weisz se encuentran en tres diferentes tiempos, lugares y espacios durante toda la película, y en los tres Hugh Jackman quiere encontrar la fuente de la vida (aunque me pareciera mas coherente describirla como la cura a la muerte ya que ese es el objetivo que quiere cumplir al encontrarla) para salvar a Rachel Weisz, quien se encuentra al borde de la muerte.

Para describir este filme creo que es coherente, y necesario, comenzar con la "historia" de Thomas (Hugh Jackman), un científico en busqueda de la cura para un tumor terminal que tiene su esposa Izzi (Rachel Weisz), la cual no tiene mucho tiempo de vida. Al comienzo del filme está experimentando con diferentes posibles curas en un chango, pero termina encontrando la cura de la vejez. Sus compañeros les emociona este descubrimiento, pero Tommy no tendráa nada de que celebrar mientras el tumor siga ahí. El chango se hace más y más joven, pero el tumor no ha desaparecido. Tal descubrimiento no es útil para salvar a su esposa.

Izzy está escribiendo un libro llamado "The Fountain" donde cuenta la historia de una reyna española llamada Isabel (Rachel Weisz) que está a punto de ser asesinada a manos de un Inquisidor por tener ideologías paganas y no respetar las reglas de Dios. Manda a uno de sus capitánes llamado Tomas (Hugh Jackman) buscar el árbol de la vida mencionado en la misma Biblia (Genesis 3:24) que se encuentra cuidado por soldados mayas en la Nueva España.

La tercer prespectiva (o "historia") es en la que vemos a Jackman en una esfera que flota en el espacio dirigiéndose a una estrella que los mayas consideraban como el más allá, el paraíso, el cielo. Ahí, y solamente ahí, se puede encontrar la vida eterna. Junto con él se encuentra un arbol con vida representando a Izzy, o a Isabel, o a ambas ya que Jackman parece estar representando a ambos Tommy y al capitán Tomas, lo cual no es difícil ya que la misión de ambos es la misma. Esta prespectiva me asombró visualmente y me conmovió, lo cual es raro por que tiene un toque surrealismo, y el surrealismo nunca me había conmovido tanto. Aunque claro, gran parte se lo debo al hecho de que era una representación metafórica/simbólica de lo que estaba pasando con Tommy e Izzy.

Esta vez Darranofsky no usa los efectos visuales que utilizó en "Requiem for a Dream", no hay cámara rápida ni cortes repentinos entre una escena y otra, lo cual es bueno por que este filme es un poco más lento y relajado, y tales efectos acelerarían la acción sin dar la oportunidad de ser observada, aunque si cambia de un universo a otro repentinamente.

Es difícil describir lo que sentí con este filme, en unos momentos se me hizo emotivo, en otros se me hizo visualmente encantador, y en muy, muy, muy, pocos se me hizo algo tedioso, tal vez esto se deba a que por más cautivadoras que sean las tres "historias" a final de cuentas vienen diciendo lo mismo. Al terminar la cinta salimos del cine con una clara idea que lo que quizo, o creemos que quizo decir sobre la fuente de la vida. Aún así es un buen filme, me gustó mucho, demasiadas vueltas a lo mismo pero eso ayuda a que nos metamos más en las "historias", aunque la de la esfera requiere paciencia. La actuación de Hugh Jackman es muy buena, pero a quien le debemos el corazón del filme es a Rachel Weisz ya que interpreta a Izzy con una gran inocencia y ternura, hasta en los momentos en los que bromea con sobre su cercana muerte queremos (bueno, yo quería) abrazarla fuertemente y agarrarla a besos. Así de encantadora es.

11 comentarios:

bezeta dijo...
10:13 p. m.

De hecho Jackie Brown no fue muy de mi agrado, asi que extrañaba al Tarantino de Pulp Fiction, a pesar de que no me toco ver Pulp en su estreno (Tenia 8 años) pero como que Kill Bill me introdujo al Tarantino show-man mas que al Tarantino que conoci, entonces, olvidando al Tarantino Fiction para siempre, ahora desde Kill Bill (Que si me toco en estreno!!) he estado esperando Grindhouse.

El 6 de Abril sabremos si valio la pena la espera...

Te invito a verla para que luego no digas que no, a la premiere alla en los USA. invitaria al Pillado pero es su cumple asi que dudo que quiera pasarlo viendo cinema comercial, que ya sabemos lo que piensa al respecto...

bezeta dijo...
12:25 p. m.

Estas peliculas no se ven todos los dias. La Fuente es la onda!

Ya subi mi review.

http://satanico-pandemonium.blogspot.com/

Jose Paredes dijo...
12:31 p. m.

No pues entonces si esperaste mucho a Tarantino. Y sí, vamos el 6 de Abril carnal.

La Fuente es única, y a pesar de que YO no la considero como la mejor de los tiempos, no los culpo ni a tí ni a Julio de que la consideren así ya que una muy pequeña parte de mí dice que sí lo es.

alvertov dijo...
11:56 a. m.

fui a ver la de The Fountain nomás porque sí. Y dirás que como jodo con Jodorowsky y The Holy Mountain, pero no pude evitar pensar en ella. Debo decir que no me gustó especialmente, aunque definitivamente puedo apreciar mucho de su construcción visual, aunque me hartó que cada plano se presentara como EL PLANO MÁS IMPORTANTE DEL MUNDO. En una película de hora y media, no creo que todos los planos sean los más importantes, y fue algo que de repente me sobró. Por ejemplo estos donde la cámara está de cabeza y hace un swingover cuando pasa el carro o el caballo debajo de ellos, y la cámara basculante los sigue. Es un plano muy llamativo, pero lo que captura es un momento intrascendente en la historia. A mi parecer, no justifica usar ad nauseam nomás por el fin de usarlos, sin que apoyen (Y no distraigan) de la coherencia del trabajo. Por fortuna esos momentos son escasos (a diferencia de mi querida requiem.)

La otra cosa que me pareció a mi disgusto, fue la urgencia por construir una cosmogonía híbrida (que raya en el eclecticismo), como si sus autores quisieran que esta película salvara al mundo. No sé, hay algo por naturaleza falso en ese mesianismo. Por esto me acordé de The Holy Mountain. Porque Jodorowsky hace por construir su dogma, pero luego lo destruye a pedazos, diciéndole al Ladrón que se vaya a vivir la vida y deje de buscar la trascendencia en algo que no es real. Algo así me parece. Tiene mucho que ver con quien soy yo, como persona, porque yo no creo en la trascendencia, y la muerte para mí no es un estado de gracia ni un acercamiento a dios, sino una conclusión biofísica. Broncas de mi ateísmo. Broncas de mi escepticismo. Pero es precisamente esto lo que me hizo pensar lo anterior. Dame el existencialismo de Bergman, o el profundo humanismo de Kurosawa y Renoir. El pesimismo Kubrickiano. Pero no pretenderé buscar una trascendencia espiritual con este vato.

la forma, la pura forma. porque el contenido, la historia, nomás no se conectaron conmigo.

(como pura adición, que onda con el Tommy del siglo 21, me recordó enormemente al Jim Carrey de Eternal Sunshine, como con uniforme pues.... y esta morra Weisz... sé que actúa bien en otras movies, pero en esta le pusieron dialogos ridiculísimos en la boca y a mi opinión, su actuación no la salva)

Jose Paredes dijo...
12:42 p. m.

Los personajes no estan bien definidos en este filme, pero no se, hay algo sobre el rostro de Weisz y sobre su forma de interpretar al personaje que se me hizo muy tierno, y gracias al conflicto de ambos personajes lo que pasa en la nébula se me hizo muy conmovedor, y sí, pensé en The Holy Mountain, pero solo en cuanto lo similar que eran algunas imagenes. Me imaginé que ibas a apreciar que en esta aranofsky no usa los manejos excesivos de cámara que usa en Requiem, y que bueno, ya que la historia en realidad no los requiere, y si los hubiera usado hubiera estado finalmente de acuerdo contigo en cuanto sobre exceso.

Y mira, en cuanto Jorodowsky, yo creo que lo que quizo decir con The Holy Mountain fue que no debemos confundir la realidad con el cine, no tienes idea de cuanta gente he conocido que para todo mete el cine, y el cine se ha convertido en su única vida. Para hacer cine, como con cualquier otro tipo de arte, hay que vivir, hay que conocer emociones. Pero si estas engranado en cine, cine, y cine, realmente te estas perdiendo de lo hermoso que es la vida. Yo creo que ese es el mensaje que quizo dar jorodowsky, espero que ese sea ya que se me hace un acto de cobardía que se burle... bueno, que se haya TRATADO de burlar de todos aquellos que temporalmente buscan identificarse emocional, logica, y psicológicamente con el cine. Digo TRATADO por como dije la otra vez, no creo que nadie que haya buscado identificarse con ese filme haya llegado hasta el final. Pero sabes? ya no quiero hablar de ese tipo.

Anónimo dijo...
12:55 p. m.

para alvertov:
al leer tu critica de The Fountain me parecio que te contradices al mencionar que "cada toma es la toma mas importante del mundo sin serlo", creo que lo mismo pasa con tu redaccion: las palabras rebusacdas y pretenciosas parecieran(o quisieran)ser "las mas importantes" perdiendo objetividad con lo que dices. recuerda que una critica de cine debe de ser subjetiva y objetiva a la vez(no se si pasabas por un mal rato mientras viste la pelicula), no creo que la premisa de la pelicula sea si crees o no en dios(o que la muerte esto o aquello), pienso que tu ateismo no es mas que un pretexto para no admitir que no entendiste absolutamente nada(en este tipo de cine se requiere pensar), no cierres tu mente y por favor,una persona que pone REQUIEM antes que PI a la hora de juzgar a Darren Aronofsky demuestra su limitado criterio y sobre todo su preferencia por el cine mas accesible(o de institucion:Renoir,Kurosawa,etc.).
te invito a retarte mas a la hora de ver cine y sobre todo de interpretarlo: recuerda que es arte.
sincera y honestamente...
Keneth Anger

alvertov dijo...
9:39 a. m.

me imagino que no el verdadero cineasta vanguardista kenneth anger. mi frágil mente se impresiona hasta desbaratarse a pedazos. en efecto. no le entendí a the fountain porque soy un verdadero estúpido incapaz de poner atención. mejor voy a ir a ver 300 porque lo único que puedo entender es el cine de acción. no. mejor voy a ver niñas mal, porque si josé no la disfrutó, tal vez eso signfica que sea accesible para mí.

algo así lo satisface, mi querido anónimo anger?

Jose Paredes dijo...
11:57 a. m.

Relajate Alberto, no lo tomes con tanta hostilidad, no me gustaría que hubiera otro conflicto como el que tuve con tu sabes quien.

alvertov dijo...
1:33 p. m.

es que para innombrables jose. estoy relax. pero este vato no entendio lo que dije, y me dice que yo no le entendi. y le he tirado tanto en tus comentarios a la de Requiem, que llamarla mi querida, pues el sentido no es literal.

que me señale keneth anger (así, malescrito), que no me gustó porque no le entendí, porque a esta película necesitas pensar cuando la ves, y no esperar recibir todo, pues qué onda con este vato y sus clases de redacción y análisis cinematográfico comparativo?

Jose Paredes dijo...
2:11 p. m.

Fijate, hace rato estaba pensando en esto que acabas de decir sobre la de Requiem, de hecho iba escribir otro comment explicándoselo, ya que lo mejor que uno puede hacer en estos momentos es señalarle sus errores para que se convierta en una discusion constructiva aunque te hayan ofendido, o te hayan hecho sentir ofendido.

Anónimo dijo...
12:56 p. m.

para alvertov:
jajajaja,el que se enoja pierde mi amigo, si escribi mi nombre(risas) fue porque obviamente no soy kenneth sino keneth,criticas mi redacción y bla bla bla, pero yo sigo criticando tus términos PRETENCIOSOS(que no impresionan a nadie) y pues, si quieres ir a ver 300 o niñas mal, o cualquier otra cosa no es de mi incumbencia sino más bien de lo que tu te sientas apto para ver. para facilitarte más las cosas me cambiaré el nombre a alguien que quizás no conozcas(porque deberías) y te dejaré ser. escribe lo que quieras sin importarte nada de las críticas de los demás,hago incapié:el que se enoja pierde. cuídate y no te tomes todo personal, mejor disfruta el cine por lo que es no por lo que tu quieres que sea.
atte. NICK ZEDD