Alpha Dog: El verdadero caso que destrozo a una juventud

“Alpha Dog” es de esas películas en las que uno se frustra por que vemos claramente tanto los momentos en los que los personajes cometen gravísimos errores por los cuales pagan por ellos con sus vidas como las breves ocasiones en la que pudieran fácilmente remediarlo, pero no lo hacen. Es desesperante y deprimente ver como un acto realizado por instinto trae mortales consecuencias, pero mas desesperante y más deprimente es aun el hecho de que tan solo minutos después de haber cometido ese error los personajes se ponen a pensar en como solucionarlo cuando es bastante obvio lo que deben hacer. En vez de corregir su error y con tal de mantener su prepotente imagen de líder, Johnny Truelove, narcotraficante que encabeza a un grupo de jóvenes en Los Ángeles, comienza meterse mas, y mas, y mas en problemas, mostrándole a muchos lo que acaba de hacer, y muchos de estos fueron testigos en corte a la hora de enfrentar las consecuencias. Todo terminó con un adolescente muerto y él mismo en la cárcel de por vida.

Cuando escribí sobre este filme hace cuatro años lo alabé por lo increíblemente coherente que es con el caso verídico que inspiró este filme, lo cual se debe a que el director tuvo acceso a los archivos confidenciales del caso de la policía. Ahora lo vuelvo a ver, y sigue siendo igual de impactante, aunque esta vez noté un pequeño defecto.

La historia requiere que se muestre detalladamente la vida que vivían estos jóvenes y por que fuera atractivo para un joven de 15 años seguirles el juego después de haber sido secuestrado por estos jóvenes. Algo sumamente interesante de esta historia es precisamente esto. Zack, el joven de 15 años, a su temprana edad muestra síntomas de decadencia, es claro que camino va agarrar una vez siendo mayor de edad, o posiblemente antes. Una tarde se atraviesa con Truelove y su grupo de amigos en la calle, y estos lo agarran, lo meten a la van, y lo mantienen secuestrado hasta que su hermano, Jake, les pague un dinero que les debe. El detalle es que estos jóvenes viven la vida que Zack tanto desea, y la mayoría de las muchachas que se juntan con ellos se les hace atractivo el hecho de que sea un chico secuestrado, tanto que logra tener relaciones con dos muchachas a la vez, fumar marihuana, tomar cerveza, y tirar party todos los días. Se podría decir que, por ese lado, haber sido secuestrado fue lo mejor que le pudo haber pasado. En una muy dolorosa escena Zack platica con Frankie (Justin Timberlake) a quien se le otorgó el labor de “vigilar” al muchacho. Es claro que Frankie no quiere esto y no sabe lo que esta haciendo, así que le pregunta tranquilamente, “Que opinas de que te de dinero y te deje que agarres un camión a tu casa? Que te parece eso?”.Zack se niega. En otra ocasión, una amiga de Frankie se pone histérica al enterarse que este joven acaba de ser secuestrado, y en un breve momento que se le pide que lo cuide le dice que puede hacer lo que quiera, incluso huir. Zack se niega.

El Director, John Cassavettes, hace un buenísimo labor en mostrarle a este joven lo atractivo de esta vida y fácilmente entendemos por que se negó a huir en toda ocasión. El pequeño defecto es que no tiene buen oído para los diálogos entre jóvenes de la misma manera que la tuvo John Hughes o que la tiene Richard Linklater. Hay ocasiones, sobre todo en el comienzo, cuando no dicen absolutamente nada coherente ni chistoso, sin embargo están carcajeados de la risa y divertidísimos. No se si así hayan sido en vida real, no se si tan estúpidas eran sus conversaciones en realidad, pero no me gustaría juntarme con ellos diariamente como lo hacen aquí. Lo que lo salva al filme de esto es que se atraviesa el secuestro en si, y de aquí en adelante es una fascinante observación de cómo estos jóvenes actúan y reaccionan ante el gravísimo problema en el que se acaban de meter.

____________________________________

Nick Markowitz

No puedo decir mas que ya haya dicho en cuanto el filme en mi reseña original, solamente me queda reaccionar no tanto al filme, si no al caso verídico en el que Zack Markowitz, quien en la vida real se llamaba Nick Markowitz, fue asesinado bajo las ordenes de Truelove cuando las cosas se pusieron muy mal y era bastante claro que él cometió el crimen.

Jesse James Hollywood


Emile Hirsch interpretando a Johnny Truelove
_________________________________

Ryan Hoyt, quien físicamente jaló el gatillo asesinando a Nick es interpretado por Shawn Hatosy (Abajo) bajo el sobrenombre de Elvis Schmidt.

El verdadero nombre de Johnny Truelove es Jesse James Hollywood, y cuando el filme se hizo aun no habían dado la sentencia, se estaba considerando la muerte. Su abogado se opuso en muchas ocasiones que el filme se estrenara antes de que lo hicieran ya que todos sabemos lo persuasivo que un filme puede ser y es muy fácil hacer ver a Jesse como un sádico y repugnante villano, pero el filme se estrenó, y la sentencia final fue cadena perpetua. Dudo que haya influido la película, pero en realidad el personaje de Johnny es un impotente, cobarde, aterrado joven que no siente ningún placer en asesinar a Zack, al contrario, en una de las mejores escenas del filme su papá, también narcotraficante, lo golpea y le exige que suelte al joven, pero para ese entonces ya se dio la orden de matarlo, y podemos ver fácilmente en su rostro que está consciente que posiblemente eso no solucione nada.

_______________________________________

Jesse Rugge es interpretado en el filme por Justin Timberlake y su nombre es Frankie Ballenbacher

_____________________________________

Esta es otra cosa deprimente. La muerte de Nick fue una verdadera tragedia, pero lo peor de todo es que ni siquiera su asesino ganó nada al haberlo hecho. A quien se le ordenó matarlo y quien fue quien jaló el gatillo, Ryan Hoyt, lo hizo por que tenia una deuda con Jesse, pero ahora tiene una mayor deuda en prisión y esta en espera para que se lleve a cabo su ejecución. Jesse Rugge, quien en el filme seria Frankie, es algo cuestionable. El filme muestra que él y Zack fundan una verdadera y genuina amistad a través del tiempo, y cuando es asesinado es él quien le amarra las manos, con lagrimas en los ojos, asegurándole que todo va estar bien cuando es claro lo que va a pasar. Es una escena muy emotiva, pero así pasó de verdad o es una libertad que el director se tomó? Queda la duda. Pero si en efecto es cierto lo que el filme muestra entonces es realmente lamentable por que Rugge fue su verdadero amigo hasta el mayor limite que pudo, y ahora, al igual que Jesse, obtuvo cadena perpetua, y su petición para ser liberado hace cinco años fue rechazada.


3 comentarios:

yorneth dijo...
7:34 a. m.

Muy buena pelicula, de verdad hay q estar en el lugar de cada uno para vivirlo y ver como se actuaria, lo hicieron de una manera muy fria, sabian lo q hacian o almenos lo creian. hay esta los q le toco vivir luego por hacerle favor a un tio q ni estaba hay con ellos al momento.. bueno.. bye bye

DARX VADER dijo...
2:12 p. m.

ESTUPIDOS

Jorge Cardenas dijo...
11:41 a. m.

Maldito todo por querer ganarse la confianza de su jefe