Q.D.E.P. Muestras de cortos


El Bezeta me ha hablado frecuentemente sobre unos jóvenes de Mexicali que hacen cortometrajes casi por diversión, pero considerando el objetivo con el cual se hacen les quedan muy bien, tanto que expuso sus trabajos en el Vampiroscopio hace dos meses. Lo chistoso es que cuando les propuso exponer sus trabajos en el cineclub los jóvenes se sorprendieron por completo, como si nunca habían escuchado de semejante cosa. Ahora, considerando también que sus trabajos los promueven generalmente en la web es posible que ciertamente nunca habían escuchado de lo que es un “espacio cultural” o “muestra de cortometrajes”.

A través de los años el Internet nos ha dado muchísimas oportunidades que nunca antes habíamos tenido, pero aquí tenemos un ejemplo de cómo también nos ha quitado ciertos privilegios, tales como el desinterés por llevar a cabo muestras de cine. Uno como realizador siempre quiere mostrar su trabajo y siempre va estar interesado por la respuesta del público, muchos dirán que no les importa, pero en realidad, a excepción de Julio Pillado, se están engañando a si mismos. El público es una parte fundamental. Hoy en día uno puede hacer un proyecto audiovisual, subirlo a la web, y ver la respuesta del espectador a través de los comments que dejan sobre todo en youtube.

Hay algo sumamente impersonal y, hasta cierto punto, superficial sobre este proceso. Una cosa son web series, trailers, o videos musicales, pero hacer proyectos audiovisuales o de cine para mostrarse únicamente en youtube es algo a lo que nunca me acostumbraré, y al ver esta reciente situación me recuerda los viejos, buenos, y mucho mas productivos tiempos de las muestras de cortometrajes que se llevaban a cabo sobre todo en el cecut.

Traté de recopilar lo más que pude, y hasta donde recuerdo ha sido en muestras de cine donde he conocido a todos los compañeros realizadores que conozco, por lo menos a la mayoría: Al Zendejas lo conocí en una muestra de cortos en la Preparatoria Lázaro Cárdenas; A Abraham Sánchez lo conocí en el Necropolis Fest donde mostraron nuestros cortos; Al Pillado lo conocí en mis tiempos preparatorianos a los 17 años de edad, pero nos volvimos a encontrar en el Corto Creativo ya ambos interesados en el cine; Al Bezeta también fue en el Corto Creativo; y a la mayoría de los de 5y10 los conocí también en los estrenos de sus cortos en el cecut.

Les voy a contar una de mis historias favoritas en cuanto esto. Una tarde en el 2006 llego al Café Revolver (Q.E.P.D.), Raquel Macias (La encargada) me da un DVD de un corto que se estrenó hace unas semanas ahí mismo en el Café. Llego a la casa, lo veo, y realmente lo disfruto. El corto es titulado “Galletas” y es dirigido por Omar Trejo Oltra (El Tesoro de C.H.). Meses después Julio y yo queremos estrenar nuestros más recientes trabajos en el cecut pero queremos que sea un maratón, así que decidimos invitar a un tercer realizador que quiera estrenar algo. Raquel me da el numero telefónico de Omar, y la mañana siguiente le hecho una llamada, contesta, me introduzco (No me conocía en persona, pero me conocía por nombre ya que leyó la reseña que escribí en el blog), y le doy la noticia de que yo y Julio elegimos “Galletas” para que se mostrara en el cecut junto con nuestros dos nuevos proyectos (“Cenizas Quedan” y “Pares”). Ahora, mírenlo desde la perspectiva de Omar. Muestras tu proyecto en el Café Revolver, solo asisten cuatro personas a esta premier, se termina el evento, les dejas una copia a los del lugar y te vas a tu casa. Pero meses después recibes una llamada de alguien a quien no solo le gustó ese proyecto que mostraste, sino también decidió hacerle una premier mas oficial en el Centro Cultural Tijuana con un mucho mayor público. Es por eso que desde entonces y hasta ahorita Omar y yo somos muy, muy, muy buenos amigos.

¿Cuales son las posibilidades de que algo igualmente placentero y amistoso pase con esta nueva manera de difundir los trabajos? No es una mala opción ya que cosas buenas han salido de esta forma (Angry Videogame Nerd), pero se pierde por completo la conexión humana y la solidaridad entre realizadores, que ni se diga el dialogo que surge entre estos mismos en cuanto lo que acaban de ver. Recuerdo antes checar la cartelera del cecut y ver que proyectos se estrenarían y quienes lo dirigían. Ahora, no pasa nada! Yo creo que eso fue parte del motivo por el cual el Festival Mórbido pegó tanto, hace mucho que no veíamos una grande y digna muestra de cine en la ciudad. A principio de este año se llevó a cabo el Aperitivo en el cecut, en donde se mostraron trabajos locales de diversos realizadores. No me malinterpreten, me gustó mucho el evento y la pasé a todo dar! Pero un señalamiento que hice previo a este evento aquí en el blog es que el 90% de los trabajos que se mostrarían estaban ya en la web, es por eso que los que asistieron en realidad no vieron los trabajos, haciendo del evento una (muy amigable) reunión social y no una muestra de cine con un dialogo retro alimenticio sobre los proyectos.

Extraño aquellos días. Extraño las muestras de cine local. Extraño ir a eventos de este tipo, llegar a casa, y escribir una nueva reseña en la que diría “hoy conocí a fulano de tal, y se portó buena onda” poco después de escribir “El corto que se mostró…”. Es por eso que ya ni conozco a los nuevos jóvenes y a las nuevas generaciones de realizadores. El año pasado conocí oficialmente a Miguel García Yee y a Manuel Alejandro Anel (El Porvenir), y creo que son los últimos realizadores que he conocido, de ahí en fuera no he conocido a nadie más que se encuentre recientemente haciendo cosas, y se que los hay, lo cual es lo peor de todo.

1 comentarios:

Anónimo dijo...
11:37 p. m.

los cineastas deberian de dejar el internet para los trailers nadamas