Los Fans de Kubrick y el docu sobre ellos!


A continuación haré algo de lo que no estoy orgulloso ni pienso que sea correcto, pero es sobre algo que siempre he sabido y ahora alguien lo pone a prueba frente a la cámara. ¿A que me refiero? Hablaré de un proyecto y haré observaciónes sobre él sin aún verlo. Pero saben? No es tanto del proyecto que hablaré sino de la temática que abarca, la cual puede discutirse con o sin este documental, pero el hecho de que alguien lo explore en un proyecto es algo que, en cierta forma y hasta cierto punto, he estado esperando desde que tuve noción de que existía un director de cine llamado Stanley Kubrick.

Hace unos meses se reveló que se había hecho un documental llamado "Room 237" sobre los significados ocultos de las películas de Kubrick, en especial "The Shining", la película de terror basada en la novela de Stephen King. Se me hizo interesante este concepto, y como la primera vez que supe de él fue por el review que se posteó en la página de Roger Ebert (Q.E.P.D.) decidí leer la crítica, aunque esta no fue escrita por el legendario crítico, sino por Jim Emmerson, uno de sus colegas. En la crítica menciona lo siguiente:


"What is "Room 237" really about? On the surface, Rodney Ascher's documentary exhibits the theories a few obsessive fans have put forward to reveal what they think Stanley Kubrick's "The Shining" is really about. According to them, Kubrick stashed "hidden meanings" in the vacancies, hallways, ballrooms, bathrooms, walk-in storage areas and hedge-mazes of the Overlook Hotel in his 1980 horror film.
Trouble is, the "Room 237" conspirators — er, contributors — don't seem to realize that those meanings are either not hidden, not meanings or not remotely supported by the secret evidence they think they've uncovered. "Room 237" isn't film criticism, it isn't coherent analysis, but listening to fanatics go on and on about their fixations can be kind of fun. For a while, at least"


Después me fijo en wikipedia y veo esto:

In a March 27, 2013 article in The New York Times, Leon Vitali, who served as personal assistant to Kubrick on the film, stated "There are ideas espoused in the movie that I know to be total balderdash"; for example, the documentary's theory concerning a poster of a minotaur is in fact referencing a poster of a skier and the film's usage of a German typewriter, interpreted to be symbolic of the Holocaust, was chosen by Kubrick for pragmatic reasons. He concluded that "[Kubrick] didn’t tell an audience what to think or how to think and if everyone came out thinking something differently that was fine with him. That said, I’m certain that he wouldn’t have wanted to listen to about 70, or maybe 80 percent [of Room 237]... [b]ecause it’s pure gibberish."

No tienen idea de lo mucho que esto de arriba hace sentido para mí, pero posiblemente no para los amantes del famoso director. Para mí Kubrick siempre ha sido de esos directores que nadie se atreve a cuestionar, y cualquier posible inconsistencia o error que pueda haber en sus filmes son justificados de cualquier manera con tal de no contradecirlo. Los cineastas escuchan el nombre y se les enchina el cuero, bajan la cabeza, y no lo bajan de un altísimo pedestal. Los fieles lectores del blog saben que yo nunca he puesto a nadie en un pedestal, ni siquiera a Spielberg quien es mi director favorito, no creo que ningún director es incuestionable. Kubrick no fue la excepción, y ciertamente cuando estaba muy joven me atreví a escribir reseñas como esta en la que vilmente decía que Kubrick cometía "errores" en sus filmes, cuando en realidad no eran errores, sino que yo había visto escenas similares manejadas mucho mejor por otros directores (De hecho el último comment de esa reseña, en la que no me bajan de pendejo, me la escribieron hace poco). Aún así me gustan mucho sus películas, pero algo que con el tiempo me di cuenta es que los fans profundizaban muchísimo en sus filmes, y algo me aseguraba que era más de lo que el director intentaba profundizar.  Para mí, la única película que realmente me retó a la hora de interpretar lo sucedido es "2001: Space Oddissey", las otras son historias con un tinte sátiro y/o moralista. Hasta ahí! Sin embargo no es suficiente para los fans, quienes le escarban más aún a los detalles, y supongo que era cuestión de tiempo de que saliera un documental como "Room 237".

Estoy seguro que será interesante ver este docu, y me imagino que ha ser muy persuasivo en sus suposiciones, pero yo tengo este antecedente con Kubrick que concuerda con lo que Jim Emmerson y Leon Vitali dijeron de este proyecto que, posiblemente, demuestre lo que yo siempre he sabido. Aparentemente, no es suficiente con que Kubrick haya sido un talentoso director que quería contar una historia con ciertos subtextos, tenía que haber más detalles detrás de los detalles que lo convirtieran en un gran enigma.

1 comentarios:

Luciano Sívori dijo...
5:41 a. m.

¡Hola! ¡Excelente nota! Esta documental es muy loco pero me encantó.

Alterna entre el suspenso, lo esotérico, la filosofía y las teorías conspirativas, y lo hace de forma muy divertida.

Lo vi sin creerlo del todo, un poco como Zeitgest, y así lo encontré sumamente divertido.

Te invito a mi propia crítica de "Room 237" en mi página: http://on.fb.me/13Et3HZ


También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas

https://www.facebook.com/sivoriluciano

¡Saludos!