Argo



 "Argo" es un thriller político de la más alta calidad. El suspenso es genuino y surge por los riesgos naturales que dicha posición impone y no debido a una manipulación cinematográfica, aunque claro, a pesar de que el filme está basado en una historia verídica es común que los guionistas se tomen libertades creativas para causar un mayor impacto, pero libertad no es lo mismo que manipular. El riesgo que corren los personajes es enorme y reaccionan de la misma manera que nosotros lo hiciéramos en su posición. Este filme está basado en una crisis mundial en la que más de cincuenta norteamericanos que trabajaban en la embajada de Irán fueron tomados como rehenes en 1979. Seis de ellos escaparon y se refugiaron en la casa del embajador de Canadá, pero no es mucho el tiempo que pueden quedarse aquí ya que es cuestión de tiempo de que los Iraníes descubren que les faltan seis rehenes. El riesgo que estos individuos corren al haber huido es enorme. El riesgo que el embajador toma al darles asilo es enorme. El riesgo que corriera el gobierno norteamericano en rescatarlos es enorme. Y encima de todo, el tiempo se acaba.

El gobierno llama al extractor llamado Tony Méndez (Ben Affleck), quien es especialista en este tipo de situaciones, aunque admite que nunca ha lidiado con una tan complicada como esta. Mientras discuten las distintas posibilidades para sacarlos se dan cuenta que no tienen ninguna opción que no sea un caso suicida. Esa noche, mientras mira una película de ciencia ficción en la tele, le viene una idea a la mente: Hacerse pasar por un crew cinematográfico canadiense que están buscando locaciones en Irán para un filme hollywoodense de ciencia ficción. Pero dicha propuesta no es sencilla ya que realmente tienen que crear y promocionar esta película como si fuera de verdad. Aquí es donde entra el productor Lester Siegel (Alan Arkin) y un maquillista llamado John Chambers (John Goodman), y ellos se encargan de hacer todo como si fuera auténtico: Storyboards, casting, rueda de prensa, oficinas, etc. Todo esto se lleva a cabo durante la primera mitad del filme, y se maneja de una manera cómica generalmente por parte de Siegel, quien ha estado tanto tiempo en el negocio que parece nunca exaltarse a la hora de producir este proyecto falso, el cual, por cierto, tiene como nombre "Argo". Sin embargo, entre todas las risas siempre tenemos presentes a los rehenes y a los refugiados. Los primeros son torturados mental y psicológicamente mientras que los otros están perdiendo la cordura por estar encerrados en esa casa por más de dos meses sin poder salir. Tan delicado es todo esto que es muy probable que los iraníes reaccionen violentamente ante estos seis después de encontrarlos, que ni se diga con el embajador canadiense, quien al hacer esto está poniendo en riesgo también el estatus diplomático de su país. La segunda mitad es cuando el filme ya deja de ser chistoso y Méndez viaja a Irán a ejecutar la misión, y desde el momento que aterriza es obvio el peligro en el que está.

Méndez les da un entrenamiento intensivo a los seis refugiados sobre el cine, quienes pretenden ser, y cuáles son sus supuestas funciones. "No sé nada de cine" grita uno de ellos, y es precisamente eso lo que pone todo más en peligro ya que mucho depende de que mantengan su postura firme de la misma manera que Frank Abignale de "Catch me if you can" la mantuvo a la hora de interpretar a un piloto, doctor y abogado. Pero la diferencia aquí es que sus vidas corren peligro con el más mínimo descuido. Recientemente me he quejado de películas de terror que quieren asustar dándonos sangre, monstros y gore sin darnos nada de anticipación y suspenso. El mismo error se puede cometer en thrillers como este al querer acelerar a las escenas de acción, o en este caso, las escenas de suspenso y tensión sin crear nada de anticipación y sin que los personajes demuestren nada de inseguridad y temor ante las consecuencias que la misión puede traer, pero todos los personajes del filme son humanos, incluso por el supervisor Jack O' Donell, interpretado por el invaluable Bryan Cranston de "Breaking Bad". Todos saben lo que están a punto de hacer y que esta por pasar si algo sale mal. La tensión que todo esto crea es universal, y nosotros que vivimos aquí en la frontera nos es fácil entender la tensión que surge a la hora de llegar con el oficial de migración. El mismo miedo sentí yo seis años atrás con "Babel" de Alejandro González Iñarritu cuando Gael García Bernal y Adriana Barraza cruzan la línea fronteriza en la madrugada con dos niños americanos que no debieron haberlos cruzado para México en primer lugar. En ese filme Iñarritu nos muestra detalle tras detalle, paso por paso, minuto por minuto, y la tensión surge en la espera e incertidumbre de dichas situaciones. La misma situación surge en "Argo" a la hora de salir del país, Affleck (Quien también dirige el filme) lo maneja de la misma forma observativa y detallada, y es una de las experiencias más tensas que me ha tocado ver en el cine en mucho tiempo.

Por supuesto, es inevitable que un grupo de estadounidenses son víctimas de alguna crisis política surga esta actitud en la que muchos se quejan de que este país sea la víctima. Esto es algo que no se debe hacer con ningún país, "La película no te cuenta toda la historia", me dijeron por facebook. Por supuesto que no nos cuenta toda la historia política tras este suceso por que no es de eso de lo que trata, sino de algo tan específico e intolerable que es el caso de los rehenes secuestrados. Ningún país tiene derecho de tomar posesión de la vida de nadie y jugar con su sobrevivencia. Estados Unidos tiene el derecho de contar la historia de estas personas inocentes y como el país actuó al respecto. Si alguien de otro país quiere mostrar a E.U. como los villanos del filme créanme que nadie se estuviera quejando.

1 comentarios:

manipulador de alimentos dijo...
6:46 a. m.

Entretenida, con ritmo, a la vieja usanza, también previsible y superficial, 'Argo' sin embargo es una prueba más del talento narrativo de Affleck. Un buen rato de cine, que es mucho, pero tampoco nada más. Saludos!!!!