Un año de "Sanguijuelas".



Cuando "Sanguijuelas" estaba por estrenarse el 8 de Noviembre del año pasado (Exactamente un año de hoy) se había creado una anticipación enorme, toda la comunidad estaba ansiosa por ver el primer mediometraje de terror dirigido por Abraham Sánchez, quien dos años antes había realizado el cortometraje "Antropofagus", secuela de su localmente admirado "Podofagus" (Este ganó 3er lugar como Mejor Cortometraje en una de las ediciones de Corto Creativo). Semanas antes había salido el trailer, y todos aquellos que lo veían se quedaban hipnotizados por todo el trabajo que se veía en pantalla. Durante meses Abraham sacó la página oficial de facebook, y ponía actualizaciones e imágenes que nos demostraban toda la inversión de equipo, personal, y, obviamente, monetaria que se le había asignado. El proyecto estaba por estrenarse en una sede del Mórbido Film Fest que se llevaría a cabo en la Casa de la Cultura gracias a Aarón Soto y el CUT. En mejor evento no pudo haberse estrenado, y mi tortura fue no haber podido estar presente.

Según me informaron que la sala se llenó durante esta muestra, lo cual confirma mi teoría de que si quieres hacer un evento como este y quieres que se llene, pon la gran mayoría de trabajos locales que puedas! Abraham hizo una sabia decisión de darle más difusión al proyecto al regalar posters, muchos de los cuales requirieron su autógrafo, convirtiéndolo en el corto más popular de la noche. Todo un éxito. Dos días después se me hizo verlo en la comodidad de mi casa, y lo único que pude hacer durante todo ese rato fue imaginarme como hubiera sido si lo hubiera visto en el Mórbido con aquella intoxicante anticipación encima.

la semana después escribí esta reseña, en la cual expresé mi admiración hacia Abraham por haberse lanzado a hacer un proyecto de esta dimensión, pero reservándome que cosas me gustaron y que cosas no. Tal vez lo hice porque semanas antes yo había visto a Abraham completamente petrificado y aterrado por la posibilidad de no tener el resultado que deseara. O tal vez se debió a que tanto él como yo, y como el resto de los que han seguido su trabajo, estábamos conscientes de que sería la primera vez que estaba contando una historia. En sus previos trabajos nunca tenía el más mínimo interés por contar algo, sino simplemente demostrar una experiencia impactante, aterrante, y stylish (estilizada). Ni siquiera "2 cabezas son mejor que 1", el cual ganó en el 2007 en Recortos48, tenía como objetivo mostrar a un autor lidiando con su carencia creativa, todo era solo un pretexto para contarlo a través de visuales contrastados y una edición acelerada. "Creo que a los que les gustan mis otros trabajos no les va a gustar este", me dijo. ¿Acaso tuvo razón? Depende de cómo lo veas. Para mí fue algo raro de aceptar ya que cambió su estilo completamente para este proyecto, lo cual es normal, pero mucho tiene que ver de como lo aplicas.

 Los otros cortos de Abraham estaban hechos con solo 50 pesos! No se si esto era literal o era una manera de decir que no gastaba nada en ellos, pero es la expresión que siempre usaba. Con "Sanguijuelas" le invirtió más de lo que le había invertido antes a un corto, se asoció con dos productoras, Esfera Corp. y Maquila Project, consiguió todo un crew (Incluyendo a un fotógrafo, que en este caso sería Alex Montalvo de Makila), se compró una DSLR, y se aventó a hacer el proyecto. En pocas palabras, trabajó de manera formal y profesional, lo cual no había hecho con los otros. Algo que he notado en muchos compañeros cuando hacen algo de esta manera, la cual es sumamente respetable, es que se enfocan demasiado en eso y pierden el enfoque en la historia o los personajes. Con "Sanguijuelas" Abraham resalta lo que cuenta, pero si antes le ponía lo stylish encima de la historia, aquí pareció poner lo profesional encima de ella. El detalle era que lo stylish le agregaba energía, vibración, y vida. Aún recuerdo cuando estrenó "Antropofagus" en el Cecut que me quedé pegado en mi asiento cuando surge un enfrentamiento entre el enmascarado y una de sus víctimas debido a la tensión que surge en la escena a través de lo stylish. Hay dos escenas de acción en "Sanguijuelas", pero no se comparan con la de su otro corto. Tal vez se verá más profesional, pero se siente la mayor libertad en sus previos trabajos. Hace un tiempo escribí esta reseña sobre "Luciano", el corto de Rodrigo Álvarez, en donde igualmente trabaja de manera más formal, pero no se siente la libertad de sus previos trabajos. Así igualmente sentí con "Sanguijuelas".

La historia es de lo más común en base al género. En mi reseña original mencioné "When the WorldWent Away" de Joseph Pérez, un corto local basado en "I Am Legend" de Richard Mattheson (O mejor conocida como la película de vampiros con Will Smith). Ambos cortos siguen los mismos parámetros de la temática: En ambos son cazadores de vampiros que tienen un problema personal con ellos por causar la muerte de un familiar, y ambos terminan con una pelea de acción entre él y una enorme cantidad de vampiros. Cuando algo está así de establecido es difícil contarlo de nuevo sin que suene repetitivo, lo cual no es imposible, pero si requiere un reto.  Sin embargo, hay dos detalles en este corto que no permiten que trascienda a pesar de la ya-conocida-y-explorada-temática. El primero es que el protagonista no tiene carisma, personalidad, o algo que lo individualice como una persona con serios traumas mentales, ¿Que piensa sobre lo que hace? ¿Siente placer al matar a un vampiro? ¿Nunca se toma un descanso? ¿Aún existe algo que lo haga feliz? Nada de esto es contestado. La única labor de este personaje es estar ahí, con un rostro entristecido y demacrado, esperando matar a su siguiente víctima. Hay una escena en la que visita a su esposa en el restaurante donde trabaja, y es ella la que habla mientras que él solo permanece ahí, entristecido. Incluso hasta la mesera que los atiende es quien elige su orden en vez de él. Para mi en lo personal si se moría, o se hacía vampiro, o vivía feliz para siempre en realidad no me importaba. El segundo detalle es que los vampiros son de lo más incompetentes. No parecen pensar, razonar, ser estratégicos, tener poderes de ningún tipo, e igual como el protagónico, carecen de personalidad. Ni siquiera parecen ser inmortales ya que fácilmente pueden ser balaceados. En ese caso, ¿Que tan amenazantes son para el protagónico y la humanidad? Tienen más similaridad con los zombies, los cuales son amenazantes únicamente por el hecho de que regularmente atacan en manada. Aquí una manada ataca al protagonista, pero no me queda muy claro cómo es que se zafa de ellos.

Estos son detalles muy grandes que impiden que sea más que una experiencia visual, pero a pesar de esto el proyecto ha tenido una muy buena difusión y respuesta. El verano pasado Abraham lo mostró en el Comic Con en San Diego, y nueve meses después, en Agosto de este año, lo mostró por segunda ocasión en Tijuana en el Corto Creativo, el cual llenó la sala, algo que no he visto en el festival desde hace muchos años, e igualmente como sucedió en la premier, no pude estar presente. También fue seleccionado en el “Horrible Imaginings Horror Film Festival en San Diego, y finalmente fue seleccionado junto con “Zilema” de Jorge I. Sanders y “Los Z’s” de Giancarlo Ruiz en el Feratum Film Festival en Tlalpujahua, Michoacán. El mediometraje en sí, junto con "El Porvenir" que igualmente se estrenó el año pasado, es una clara muestra de la determinación que existe en los corazones de los cineastas tijuanenses y su inigualable amor por el terror. Proyectos de este género se han hecho desde hace tiempo atrás, pero la dimensión a la que están dispuestos a extenderse crece más y más a través de los años, y Abraham es uno de los que encabeza dicho surgimiento. 

Lo que a mí me gustaría ver más adelante es lo mismo que dije en cuanto Rodrigo Álvarez y "Luciano". Me gustaría ver un corto de Abraham en el que haga una fusión de su formación profesional y su manera stylish de contar las cosas, tengo el presentimiento de que fuera algo así como "La Ciudad de Dios" de Fernando Meirelles. En sus otros cortos Abraham trabajaba con una gran libertad en la que contaba lo que contaba con semejante urgencia y descaro que eran aterrantemente fascinantes. Con "Sanguijuelas" aplicó una técnica más formal. Tiene buenos momentos, la foto generalmente es buena (Digo generalmente por que la última batalla entre el cazador y los vampiros esta demasiada obscura, lo cual es algo que el mismo Abraham ha afirmado), la música de Luis "Dasein" Blanco va de la mano con lo que vemos en pantalla, y el maquillaje de los vampiros es impecable.

Abraham ya está trabajando en su largo, y espero que incluya todos esos resaltables aspectos de "Sanguijuelas", pero espero que mantenga la urgencia de los primeros, y realmente espero que el protagonista de esa historia tenga motivaciones,  deseos, y que básicamente sea un verdadero ser humano.


Pero bueno, esos serán mis dos centavos en cuanto lo creativo, pero en cuanto la movilización Abraham está haciendo exactamente lo que debe hacer. Es como dicen en un episodio de los Simpsons, “You can’t argue with results”.

1 comentarios:

Anónimo dijo...
5:36 p. m.

buen review...
nadamas, aclaro.. no costo ni cerca de lo que andan diciendo por ahi.. nadie se quedo en bancarrota.. jajaja...
A.S.