Los Locales Infalibles!



 Ningún cineasta es perfecto. En distintos puntos de sus carreras todos cometen errores, simplemente unos los cometen más que otros y a mayor escala. Es un hecho histórico que el peor error de mi director favorito, Steven Spielberg, fue cuando hizo el filme "1941" en 1979. De la misma manera todo director tiene su momento vergonzoso. En la localidad no hay ninguna excepción ante esto, todos la hemos regado ya sea en un proyecto o en alguna decisión que hayamos tomado. Si alguno de mis proyectos es considerado como un "error" en mi trayectoria es algo que únicamente ustedes como espectadores pueden decidir, pero lo que yo considero que fui mi error mientras hacía cortos fue que no movilicé los que pude haber movido y se quedaron "enlatados", por así decirlo.

¿A qué voy con esto? pues es que me parece sorprendente que hay cineastas locales que no tienen la habilidad de equivocarse o de cometer errores, pero tienen fácilmente la habilidad de hacer lo correcto ante los ojos de la comunidad. Estas personas fueron, aparentemente, elegidas por Dios en persona para guiarnos hacia el camino de la perfección cinematográfica y ninguno de nosotros tendremos ese mismo privilegio porque se les fue otorgado a ellos y a ellos únicamente. Lo que quiero decir con esto es como se dogmatizan figuras de la localidad y no se les puede comprobar lo equivocados que están por que son quienes son y por ningún otro motivo, lo cual pone en riesgo algo que debería ser esencial en una comunidad como esta: La Igualdad.

¿Saben cómo me ha tocado ver esta distinción? Porque a veces yo he caído en esos mismos errores, pero conmigo nadie se reserva sus comentarios a la hora de señalarme lo mal que estoy. Es de esos casos en los que por más que lo analizo y por más que trato de buscar un motivo, o incluso hasta un pretexto, de por que cuando yo hago esas cosas sí estan mal no encuentro nada.

En el 2008, cuando pasó lo que pasó entre yo, Adriana Trujillo, y "Séptimo en la Frontera" la mayoría de los cineastas señalaban mis errores con semejante frecuencia y facilidad, lo cual se me hacía irónico considerando que yo desde un comienzo admití en que me equivoqué. Pero me encantaba cuando les señalaba indiscutiblemente como Adriana también cometió ciertos errores preferían decir, "Fue una falta de comunicación". Si Adriana cometió esos errores no es algo que le quitaría el prestigio que ya tiene, simplemente la hace humana. 

 La manera más reciente, y cínica, que esto ha resaltado recientemente fue cuando un(a) cineasta me atacó, me criticó y me insultó de una manera sumamente personal. Este(a) cineasta es de aquellos que no le puedes, ni debes, cuestionar! Pero yo nunca he creído que mis compañeros cineastas son superiores a mí, ni yo a ellos, así que no me quedé callado y le contesté de la misma forma sin hacerlo personal como él(ella) lo hizo. ¿Y qué creen? Yo fui el malo! Si cometí un error entonces el(la) otro(a) cineasta también lo cometió, pero no, YO fui el malo, YO fui quien la regó, y para ellos YO fui el causante de todo esto. ¿Es miedo esto, o un extraño sobrerespeto? Dos veces me pasó esto! y lo que me parece increíble es como aquellos que señalaron mis errores no pueden ver los errores que los otros cometieron.

Yo soy una persona que le gusta que le hablen a la cara, y si en algo la regué no tengo ningún problema con admitirlo y pedir disculpas, lo cual no es una debilidad, sino una sencilla muestra de humildad. Mi problema en cuanto esto no es con este(a) cineasta o con Adriana, sino con aquellos que han creado esta idea alrededor de ellos de que son infalibles cuando nadie, absolutamente nadie de Tijuana lo es, ni lo será. La igualdad es algo que debe prevalecer y existir para que haya mejor solidaridad entre los cineastas, y ciertamente unos son más talentosos que otros, pero tarde o temprano todos cometemos errores, y creo que si puedes (y debes) señalárselos tienes que hacerlo, si no esta persona seguirá cometiendo error tras error, y no será patético él por cometerlos, sino tú por respaldarlos. En las palabras de Obi Wan:

Who's the bigger fool? the fool, or the fool who follows?

1 comentarios:

Alvaro Zendejas dijo...
9:52 p. m.

Los idiotas seguidores no se darán cuenta que hablas de ellos, porque en esencia coinciden con lo que dices, pero... en su forma de ver la vida, el ser seguidor a un pendejo no aplica a ellos. ¿Porque? Porque segun ellos no siguen a un pendejo.